Prisión comunicada y sin fianza. Esa es la medida preventiva que ha dictado el Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón para el acusado de apuñalar a un hombre en un piso de Gijón en la mañana del lunes. Con esta resolución se atiende la petición de la Fiscalía, que solicitaba estas mismas medidas al entender que el presunto auto de los hechos, un marroquí de 29 años con un amplio historial de antecedentes, cometió un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de atentado. Además, el Ministerio Público entiende que existe riesgo de fuga. Su traslado al centro penitenciario de Asturias se producirá a lo largo del día de hoy.

Los hechos tuvieron lugar en un piso de la calle Ana María, entre los barrios de El Llano y Pumarín. Ese piso, foco de problemas, fue el escenario de una brutal pelea que se saldó con una persona de 33 años herida de gravedad. Recibió dos puñaladas con un arma blanca. El herido fue trasladado al Hospital de Cabueñes.

 El arrestado es Mourad A., marroquí de 29 años, muy conocido en los calabozos policiales y de los juzgados. Sobre él pesaban hasta tres órdenes de búsqueda y detención. De hecho, no era la primera vez que huía de la Policía, y hasta se escapó un día del Palacio de Justicia tras romper la puerta de entrada (de cristal) para evitar su ingreso en prisión. Al menos, está a la espera de un juicio por agredir a un policía nacional, por el que afronta un año y seis meses de cárcel, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA cuando protagonizó la huida del Juzgado.