Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pineda (PSOE), sobre la polémica por la futura comisaría local: “Es amplia, puede albergar otros usos”

Duras críticas sindicales al plan: “Es inviable que el edificio sea multifuncional, no es seguro”

Obras de la nueva comisaria de la Policia Local. Marcos León

Que la futura comisaría de la Policía Local de la ciudad vaya a ser un edificio de usos múltiples ha puesto en contra, además de al grupo municipal de Foro, a la sección sindical de Usipa, que asegura que existe “preocupación” entre los agentes porque, entienden, diversificar los usos del recinto más allá de los competentes al cuerpo policial “generaría graves deficiencias de seguridad” y volvería “incompatible” el traslado de la Policía Local a su futura sede. Sin embargo, la portavoz del gobierno local, Marina Pineda, salió ayer al paso de estas acusaciones asegurando que “no existe ninguna norma que establezca la necesidad de que la Policía Local ocupe un edificio exento y existen múltiplos ejemplos en el país”. “Lo esencial es que se establezcan controles de seguridad adecuados y suficientes”, aseguró. Usipa, sin embargo, iniciará una ronda de contactos con otros partidos de la oposición para frenar un plan que, a su juicio, “obligará a demoler parte de los trabajos” y provocará “retrasos importantes” y “sobrecostes”.

Pineda puso ejemplos de sedes policiales con usos múltiples. “Sin ir más lejos, la Policía Local de Avilés ocupa una parte del estadio municipal de fútbol, la comisaría de la policía nacional en Oviedo o en Mieres están integradas en manzanas residenciales”. Explicó la portavoz que el nuevo edificio “es lo suficientemente amplio” como para “poder atender todas las necesidades de la Policía Local y, al mismo tiempo, albergar otros servicios municipales”. Negó también la declaración de Foro de que una de las ideas para el edificio era “trasladar” la oficina de Movilidad: “El servicio municipal de tráfico, ahora de tráfico y movilidad, siempre ha compartido instalaciones con la Policía Local y la persona responsable de movilidad, integrada en ese servicio, permanecerá en su ubicación actual en la concejalía de Movilidad y Medio Ambiente”.

Usipa, por su parte, entiende que una comisaría en la que se realizan ejercicios de tiro, se custodia a detenidos y se almacenan drogas incautadas hacen “inviable” un “edificio multifuncional” porque eso facilitaría el “acceso libre” a personal ajeno al cuerpo, con su consecuente riesgo. “Esto es un claro ejemplo de la desorganización del gobierno, el despilfarro de recursos públicos y la falta de diálogo con el personal municipal y las organizadores sindicales. Es la tónica general de este gobierno”, criticó el sindicato, que hablará con otros grupos municipales para que apoyen su “rotunda oposición” al proyecto.

Pineda contestó también a este asunto y aseguró que la seguridad es la “principal preocupación” de su equipo, y que la solución podría pasar por habilitar recursos que no permitan ese acceso libre: “En ese sentido estamos valorando la posibilidad de ubicar servicios que no tengan atención al público, como el servicio mancomunado de prevención de riesgos, y siempre garantizando el control de accesos”. Señaló que “infrautilizar” el nuevo edificio “no tendría ningún sentido”, al igual que no lo tendría habilitar despachos de grandes dimensiones cuando otras dependencias municipales necesitan espacio. Y completó: “No se ha tomado ninguna decisión sobre qué otros servicios pueden alojarse en el edificio”.

Compartir el artículo

stats