Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A prisión el apuñalador del tute, al que el fiscal acusa de intento de homicidio

El ministerio público también le atribuye delitos por malos tratos a su mujer, atentado a la autoridad y quebrantamiento de condena

El tramo de la calle Fuente del Real donde se produjo el apuñalamiento. Juan Plaza

El juez decretó ayer el ingreso en prisión del detenido por apuñalar presuntamente en el cuello a un conocido en la tarde del pasado miércoles, a las puertas de un local hostelero de la calle Fuente del REal, en El Llano, por una disputa que habían tenido respecto a una partida de tute que habían jugado en su interior, tal como adelantó LA NUEVA ESPAÑA. El supuesto agresor fue arrestado pocas horas después en su domicilio, en el mismo barrio, en el que hizo frente con un arma blanca a los policías que acudieron a arrestarlo. Ayer pasó a disposición del juzgado de guardia de la ciudad, el número 2 de instrucción.

La Fiscalía de área de Gijón solicitó al juez el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del detenido por el apuñalamiento. El ministerio público sostiene inicialmente que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa y de un delito de atentado agravado por el uso de armas contra los agentes de la autoridad. Además, le atribuye un delito de maltrato contra su mujer. Esta última se encontraba junto a él en el momento en el que presuntamente agredió a la víctima.

A todo eso se añade que el detenido se había fugado de la prisión de Asturias, en la que estaba cumpliendo condena por otros hechos, por lo que el fiscal también le atribuye un delito de quebrantamiento de condena. El ministerio fiscal basó su solicitud de prisión provisional para el detenido por la gravedad de los hechos y las penas que podrían imponerse al detenido en caso de condena, en el hecho de que tiene antecedentes penales y en que está evadido de un centro penitenciario; en la necesidad de protección a la víctima para evitar una posible reiteración delictiva y en la necesidad de asegurar la presencia del detenido en el juicio, ante la existencia de riesgo de fuga.

La víctima y el supuesto agresor son conocidos entre sí y frecuentaban la cafetería en la que tuvo lugar la disputa por la partida de cartas, ubicada en las inmediaciones del cruce de la calle Fuente del Real con la del Poeta Alfonso Camín. Tras las desavenencias por los naipes, el supuesto agresor salió a fumar un cigarrillo, acompañado de su mujer. Le siguió la víctima aparentemente para dialogar, pero acabó recibiendo una puñalada en el cuello.

Compartir el artículo

stats