Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Organizaciones memorialistas conmemoran en Gijón el aniversario de la Segunda República

"Es un pasado que tiene que ayudarnos a hacer futuro", defienden los participantes

12

En imágenes: Homenajes en El Sucu para conmemorar la II República JUAN PLAZA

“Manuel Azaña dijo que ‘la libertad no hace ni más ni menos felices a los hombres. Los hace sencillamente hombres’. Y como hombres y como mujeres libres quisieron vivir quienes están en estas fosas. Y eso, pese a quien pese, y aunque les fue la vida en ello, no se lo pudieron quitar”. La historiadora Irene Díaz, concluyó con esta reflexión las palabras que hoy pronunció en el Cementerio del Sucu durante el acto junto a la fosa común en la que fueron enterrados republicanos fusilados en el cementerio por los franquistas durante la Guerra Civil, que cada año organizan el Ateneo Obrero de Gijón y la Sociedad Cultural Gijonesa, en conmemoración de la proclamación de la Segunda República Española el 14 de abril de 1931.

En el acto participaron representantes de las diez asociaciones que forman parte del colectivo de entidades republicanas y memorialistas de Asturias –del que forman parte las dos organizadoras–, así como miembros de partidos políticos de la izquierda gijonesa. Un encuentro con múltiples portadores de banderas tricolor y en el que se depositaron ramos de flores sobre la fosa común, tras hacer sonar por la megafonía el himno de Riego, cuando concluyó su alocución la historiadora.

Una intervención que no se ciñó a una reivindicación del último periodo republicano en la historia de España, si no que también se defendió la vigencia de los valores de la Segunda República. “Vale la pena que recordemos, vale la pena que reivindiquemos, pese a quien pese, ese pasado que para muchos y muchas tuvo un precio altísimo. Ese pasado no está muerto, y por eso estamos hoy aquí, estudiándolo gente como yo, reivindicándolo o peleándolo en los foros políticos como el Congreso. Es un pasado que tiene que ayudarnos a construir y a hacer futuro, especialmente en estos tiempos de convulsión política y social a nivel global. Es un deber moral que recordemos que el peaje que muchos pagaron no fue en balde”, señaló Irene Díaz.

El colofón de este acto republicano fue el descubrimiento junto a la fosa común, de una placa en memoria de Araceli Ruiz Toribios, niña de la guerra fallecida en febrero del año pasado. José Luis Iglesias, del Ateneo Republicano agradeció al Ayuntamiento que facilitase que se cumpliese la voluntad de esta niña de la guerra “que tenía una perfecta conciencia de clase obrera y quería que su recuerdo estuviera con los más valientes de esa clase obrera, porque los más valientes de esa clase obrera están aquí, enterrados en esa fosa, los que dieron lo máximo que puede dar una persona; la vida”.

Antes de sumarse al acto conjunto de las organizaciones memorialistas, el PSOE realizó uno propio también para reivindicar la Segunda República junto a las tumbas de los históricos socialistas Eduardo Varela y Teresa Olay, en otra parte del mismo cementerio, en cuyas intervenciones se hizo un llamamiento a frenar a la ultraderecha que ya está presente en las instituciones. “Tenemos elecciones municipales en un año, y la tarea fundamental es que la ultraderecha no esté en los gobiernos municipales”, señaló Begoña Fernández, vicesecretaria general del PSOE de Gijón.

Compartir el artículo

stats