Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marina Civil facilitará la captación de docentes tras las numerosas jubilaciones

El centro gradúa a 75 alumnos con un tributo al fallecido profesor Horacio Montes | “Lleváis la excelencia de esta escuela”, asegura el Rector

Los alumnos egresados, junto a sus familiares, ayer, en el salón de actos de la Escuela de Marina Civil.

La Universidad de Oviedo recurrirá a la figura de “profesor laboral” para captar nuevos docentes para la Escuela de Marina Civil de Gijón. Así lo desvelaron ayer el director del centro, Rubén González, y el rector, Ignacio Villaverde. “Es una fórmula que nos permitiría ser competitivos”, apuntó el último. Y terminar así con la “sangría” ocasionada por las jubilaciones de los últimos años. Hicieron el anuncio poco antes del acto de graduación de la escuela, que reunió a los egresados de los cursos 2019-2020 y 2020-2021 (tras la suspensión en tiempos de restricciones por la crisis sanitaria). Recogieron su diploma un total de 75 estudiantes de los grados (Marina y Náutica y Transporte Marino), los máster (Tecnologías Marinas y Mantenimiento y Náutica y Gestión del Transporte Marítimo) y las titulaciones profesionales. El encuentro incluyó un emocionado recuerdo para Horacio Montes, profesor de la escuela ya jubilado, que falleció la semana pasada. “Seguro que él estaría hoy aquí, con nosotros, en primera fila”, apuntó el Rector.

Por la izquierda, Rubén González, Ana González, Ignacio Villaverde, Cristina González, Laureano Lourido y Ángel Caballero, durante el acto. | Juan Plaza

“Horario era un gran profesor, también un enamorado de la profesión y de la mar”, afirmó Villaverde. Y es ese amor, que inunda a personal docente y también a estudiantes, uno de los obstáculos para conseguir nuevos profesores. “Las condiciones profesionales que tienen estos estudios para alcanzar el título implican que los alumnos hagan prácticas muy pronto. Además, acceden rápido al mercado laboral y con unas tablas salariales muy competitivas”, apuntó el Rector. Y añadió: “Nosotros no podemos pedirle a alguien que, con treinta años, inicie todo el proceso para acreditarse como profesor –que incluye la tesis doctoral– mientras gana menos de 1.000 euros. Porque es un camino que otros que están en sus mismas circunstancias, pero en otras titulaciones, han hecho casi diez años antes”.

La figura del “profesor laboral” permite acceder a la docencia a tiempo completo y, en consecuencia, con un salario superior, mientras se realizan las labores de investigación necesarias para acreditarse. “Podría ser una solución”, apuntó Villaverde. Habla en condicional porque acceder a este tipo de contrataciones requiere de la aprobación de la nueva Ley de Universidades. El director de la Escuela de Marina Civil agradeció al Rector de la Universidad de Oviedo, durante su intervención, “la búsqueda de soluciones” para mejorar la cantera de docentes.

Quizás alguno de los que ayer recogieron su diploma vuelva para dar clase. De momento, todos parecían ansiosos por embarcar. El portavoz de los egresados, Pedro Niembro, agradeció la labor del equipo docente. También de sus familiares, amigos y allegados: “Por aguantarnos todos estos años de senos, cosenos y tangentes”. Dice que lo mejor de su profesión son los atardeceres y la necesidad de hacer comunidad ante la inmensidad vacía de la mar.

A embarcarse, a seguir viviendo la vocación, los animó el presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido. Se confesó un estudiante regular, al que le gustaban mucho los juegos de cartas. Desde la primera vez en un barco, supo cuál era su punto fuerte: “La rapidez para tomar decisiones es crucial”. Desembarcó “por amor” . Pero decidió que en su vida siempre estaría la mar. Ángel Caballero, de la Corporación de Prácticos de Gijón, les deseó un buen comienzo. “Los comienzos suelen marcar pautas”, afirmó. Y la alcaldesa de Gijón, Ana González, les pidió que vivieran el mar y que volvieran a tierra “para contárnoslo”. El acto, en el que también estuvo la directora general de Universidad, Cristina González, incluyó una ponencia del doctor Juan Bautista Casas. Cerró el Rector, asegurando que los egresados se llevan con ellos “la excelencia” de la escuela.

Compartir el artículo

stats