Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El blanco perfecto de “Rafer”: así es su nueva exposición

El fotógrafo estrena en el Antiguo Instituto una muestra de 40 imágenes de paísajes nevados: “El arte es lo mío”

Rafael Fernández, “Rafer”, junto al Antiguo Instituto Jovellanos. JUAN PLAZA

Un clásico gijonés de la fotografía que una década después vuelve a exponer. A Ramón Fernández todo el mundo le conoce como “Rafer”. Tras toda una vida con la cámara colgada del cuello, está ahora como un niño con zapatos nuevos. El próximo jueves, 28 de abril, estrena en el Antiguo Instituto “La esencia de la ausencia”, un compendio de 40 imágenes artísticas de paisajes nevados de la región, que comenzó a tomar allá por el invierno del 2013 y que le sirvieron como válvula de escape de su ajetreada vida cotidiana de viajes, bodas y comuniones. “Lo mío siempre fue el arte”, afirma el veterano especialista.

Cuenta uno de los fotógrafos más conocidos del panorama asturiano que él siempre fue de la BBC. No, nunca trabajó para la cadena británica. Es un chascarrillo del mundillo de la cámara que se aplica a aquellos profesionales que trabajan en bodas, bautizos y comuniones. “Bautizos es verdad que no hice muchos, pero bodas y comuniones sí. Era algo francamente estresante”, apunta. La broma vale para explicar el nombre de la exposición, que se inaugura a las 19.30 horas.

El blanco perfecto de “Rafer”

El blanco perfecto de “Rafer”

“El título de la exposición viene por mi trabajo como fotógrafo profesional”, arranca. “La prioridad era la gente que llenaba la imagen con su mensaje”, añade. Esta parte es la esencia. Como consecuencia del estrés del día a día, comenzó a salir a los puertos de montaña a fotografiar paisajes de nieve. Vio muros, estacas divisorias de prados, árboles solitarios, se pateó el puerto de San Lorenzo, el de San Isidro, Pajares, Sotres y fue hasta el pantano de Vegamian. Esos paisajes representan la ausencia.

La exposición, que podrá verse hasta el 26 de mayo, la conforman 40 imágenes. Están tomadas en blanco y negro y se dividen en tres temas: naturaleza, reflejos y geometría. Todas ellas merecen la pena por separado, pero forman un conjunto. Hay 14 que han sido premios nacionales y tres que le han valido el galardón de mejor fotógrafo nacional en los años 2017, 2019 y 2021 que concede la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y de la Imagen, la FEPFI. “Siempre me gustó mucho la fotografía artística”, apostilla Fernández. Cada una de ellas lleva un poema adjunto de Lara Viña Herbón.

El blanco perfecto de “Rafer”

El blanco perfecto de “Rafer”

Lo cierto es que estos trabajos hacen feliz a “Rafer”. Lo cuentan él mismo. “Me hace sentirme realizado. He descubierto que la fotografía no tiene límites”, explica el experto, nacido en Barcia, aunque asentado en Gijón desde hace muchos años. A sus 73 años, y ya jubilado, reconoce que está ilusionado. “Lo que no voy a hacer es dejar nunca la cámara colgada”, asegura. Y lo dice porque aunque haya formado la exposición piensa seguir por el mismo camino. Además, el próximo 30 de abril viajará a Roma para participar en la final de unos premios que concede la Federación Europea de Fotógrafos.

Para “Rafer”, exponer en el Antiguo Instituto tiene un sentido muy especial. “Hace muchos años yo vine aquí a hacer pintura. Nadie podía decirme a mí que iba a terminar exponiendo en este lugar”, zanja. En pocos días, lo hará,

Compartir el artículo

stats