Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María Rubiera | Presidente de la Asociación de Vecinos de Castiello de Bernueces

“Reclamamos la instalación de cámaras para acabar con las carreras ilegales”

“Uno de nuestros principales retos será darle actividad a la nueva sede vecinal”

José María Rubiera. ANGEL GONZALEZ

José María Rubiera vive a unos metros de la casa en la que nació, en Castiello de Bernueces. Por eso, se conoce cada rincón y cada bache en el firme de la zona. Acaba de ser reelegido como presidente de la Asociación de Vecinos de la parroquia, cargo que ocupa con ilusión, aunque con la vista puesta en ceder el testigo en no mucho tiempo.

–Los vecinos de Castiello han vuelto a confiar en usted. ¿Satisfecho?

–Pues les estoy muy agradecido por esa confianza. Además, estoy satisfecho con seguir al frente porque no queda más remedio que pelearse por el bien de la parroquia. Me volví a presentar porque creo que es necesario, prácticamente imprescindible, que tengamos una representación vecinal fuerte, de cara al trato con las administraciones. Aunque, cuando finalice este periodo en el cargo, estaré encantado de dar el relevo a otra persona. Todo tiene sus tiempos y sus momentos. Llevo al frente desde el año 2019, y antes había estado ayudando al anterior presidente. Así que creo que, la próxima vez, tocará un cambio de caras. Hablo de cuando finalice la etapa que ahora acaba de comenzar.

–¿Cómo es el equipo del que se ha rodeado?

–Para mí muy bueno, como no puede ser de otra forma. Son todos vecinos y vecinas muy competentes y comprometidos con la parroquia. Es muy importante tener gente que te ayude, que te apoye, que se sienta parte de un gran equipo para pelear por Castiello. Estoy aquí porque tengo un equipo bueno. El vicepresidente, Andrés Alonso Quintanilla, vale mucho. Porque con todo el papeleo y todo lo que hay que hacer ahora... se complicó mucho el asunto para las asociaciones vecinales y tengo entendido que para todas las asociaciones en general, sean del ámbito que sean. Una persona sola no lo podría llevar. Esto no es como hace unos años, cuando los trámites y todo eran mucho más sencillos. Ahora incluso hacen falta asesorías. Las cosas han cambiado mucho desde que yo empecé en la asociación de vecinos.

–Una de sus primeras reivindicaciones en el nuevo mandato es la instalación de cámaras de seguridad para controlar los excesos de velocidad de los conductores.

–El tema del tráfico nos preocupa mucho. A los directivos de la asociación y al resto de los vecinos de la parroquia de Castiello de Bernueces.

–¿Por qué motivo?

–Queremos que se persiga el tráfico que pasa por la parroquia de forma inadecuada. Más que nada porque hay gente que anda haciendo “rallys”, carreras ilegales. Después de los fines de semana, nos encontramos muchas veces con la marca de las ruedas de coches. Sobre todo, ocurre en la rotonda del Curullu, donde se tira para Granda. Andan a toda leche por esa carretera, que no es una carretera fácil, y en esa rotonda llegan y frenan de repente. Es una vergüenza y un gran peligro para todos.

–¿Considera que es un riesgo para los vecinos?

–Por supuesto, puede traernos un disgusto. Es por eso, en primer lugar, que hemos pedido la instalación de las cámaras y seguiremos peleando hasta que empiecen a funcionar. Es de vital importancia conocer qué coches son los que están generando estos problemas, para tenerlos localizados. Más que nada, por la seguridad de todos los que circulan o circulamos por esa carretera prácticamente a diario.

–También tienen problemas para acceder a las nuevas tecnologías.

–Sí, tenemos bastantes problemas referidos a la conectividad a internet. Se da un caso muy curioso en la parroquia de Castiello. Hay gente que lo necesita y que no puede ponerlo, mientras que hay otros vecinos que sí lo tienen y les va bien internet.

–¿Qué solución barajan para los que no acceden a la red?

–Estamos recogiendo datos de expertos. Se ha puesto en contacto con nosotros una empresa que dice contar con un sistema que permitirá que internet llegue a todos los rincones de la parroquia en poco tiempo. Si les resulta rentable, lo instalarán. Aunque también pasa otra cosa: hay vecinos que han intentando poner internet y se han encontrado con una negativa porque les dicen que no les llega, a pesar de que tienen el enganche a cien metros de casa. Así que, además de un problema de conectividad, también tenemos un problema para la instalación. Ojalá esta empresa solucione todas las incidencias que han aparecido para la conexión a internet.

–¿Qué otros retos tiene ahora mismo sobre la mesa?

–Uno de los principales retos inmediatos es dotar de actividad a nuestro local nuevo. Ahora que lo acabamos de inaugurar, sería necesario programar iniciativas. Sería muy atractivo para las personas que viven en Castiello de Bernueces y para los que están pensándose si venir o no.

Compartir el artículo

stats