Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los discapacitados podrán circular por el Muro y aparcar tras la reforma

Cocemfe avala el anteproyecto del paseo y asesorará al gobierno para instalar entradas accesibles a San Lorenzo: “Deben tenernos en cuenta”

El paseo del Muro, con el “cascayu” a la derecha. | Marcos León

El anteproyecto para la reforma integral del Muro, aunque busca eliminar el protagonismo del tráfico rodado, hará una excepción para personas con discapacidad, que podrán circular tanto por el único vial de servicio que se contempla dejar en el paseo como estacionar en cuatro plazas de aparcamiento que se prevé dejar para ellos en la avenida Rufo García Rendueles tras la reforma. Así se lo comunicó ayer el edil de Obras, Olmo Ron, a la delegación asturiana de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe). “Estamos muy contentos, para este tipo de obras deben tenernos en cuenta y lo han hecho”, aplaudió la presidenta del colectivo, Mónica Oviedo, que se mostró también interesada en la idea incluida en el anteproyecto que plantea instalar rampas accesibles a la playa de San Lorenzo: “Sería lo ideal”.

El plan para peatonalizar definitivamente el Muro plantea crear entre acera y acera y un gran espacio de unos 15 metros con itinerarios peatonales, espacios de ocio, zonas verdes y una plataforma única de siete metros. Esta plataforma tendrá dos metros y medio de carril bici y, el resto, se proyecta como un vial de servicio para permitir el paso del transporte público, acceso a garajes de residentes, taxistas y labores de carga y descarga. Y también podrán acceder, según aclaró ayer Ron a Cocemfe, cualquier usuario que tenga su tarjeta para personas con movilidad reducida o discapacidad. “En ese sentido, estamos encantados, porque teníamos miedo de quedarnos fuera. Luego a cada uno la propuesta le podrá gustar más o menos, pero el criterio de accesibilidad se cumple”, avaló Oviedo, que con su equipo pudo revisar también ayer el tipo de materiales y los rebases que se barajan para el proyecto. Salvo modificaciones, Cocemfe entiende que el proyecto del Muro será accesible “para cualquier tipo de persona” en todo su tramo. La garantía de que se reservarán las cuatro plazas de aparcamiento de las que ahora disponen, aunque Ron les reconoció ayer que puede que tengan que cambiar de ubicación, se completa con los cambios en materia de estacionamiento que se tendrán que hacer más allá del Piles. “En el tramo hasta el camping, ahora que se estudiaba quitar aparcamientos en el margen izquierdo, nos daba miedo perder sitios porque teníamos tres plazas más, pero nos aseguran que se moverán al margen derecho y que quizás se podrá ganar algún espacio más. Para nosotros es muy importante”, reconoció la presidenta.

Mónica Oviedo, presidenta de Cocemfe. | Marcos León

Queda ahora pendiente de estudio la anunciada idea de hacer más accesible el arenal de San Lorenzo. Según explicó ayer el concejal a Cocemfe, la idea es instalar tres o cuatro rampas, en principio, de manera provisional y durante la época de baños. La entidad puso a disposición del gobierno un informe del Cermi en el que plantean aprovechar una zona elevada a la altura de la caseta de Salvamento para ampliarla y facilitar el acceso de personas con movilidad reducida, una idea que Ron se comprometió a estudiar. El compromiso por ambas partes es también realizar más reuniones periódicas según avance el proyecto.

Compartir el artículo

stats