La nueva grúa post-panamax que APM Terminals destinará a la terminal de contenedores de Gijón, llegará en diciembre a El Musel y estará operativa en abril del año que viene, según anunció la empresa. Se trata de una grúa que ahora está operativa en Valencia. Esta inversión de 2,5 millones de euros es uno de los compromisos de APM con el Puerto para la prórroga de la concesión, tal como adelantó este diario. La nueva grúa permitirá operar con buques de mayores dimensiones que los que pueden manejar las grúas actuales. Tiene una capacidad para 40 toneladas de carga, 33 metros de altura bajo spreader (8 más que la grúa que va a sustituir) y alcance de 16 filas de contenedores.