Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A un año de las elecciones | La oposición
Ángela Pumariega Menéndez Portavoz municipal del Partido Popular

“El resto de partidos de derecha buscan desestabilizar al PP porque nos ven fuertes”

“El gobierno actúa de espaldas al ciudadano, ha tenido enfrentamientos con muchos colectivos” | “Ha sido un mandato perdido, no se ha avanzado en ninguna obra importante”

Ángela Pumariega, ayer, en la “rampla” de San Lorenzo. | Marcos León

Debutó en política en 2019 Ángela Pumariega Menéndez (Gijón, 1984) y hace siete meses asumió la portavocía del grupo municipal del PP, compuesto ahora por solo dos ediles tras la salida del partido de su predecesor, Alberto López-Asenjo. Los populares afronta con altas expectativas el último año de mandato, convencidos de que el partido se ha reforzado tras los últimos cambios a nivel local y nacional.

–¿Qué tal lleva la portavocía?

–Viene siendo lo mismo, aunque con más materias asumidas. Es una etapa muy enriquecedora, estoy contenta, especialmente por la nueva etapa que se abrió con el partido.

–¿Qué cambios ha percibido?

–Hay mucha más fluidez e información de lo que ocurre en Gijón, en la calle y co nel partido. Al tener un partido detrás tienes la experiencia de quienes llevan más tiempo en política, lo que supone un colchón para alguien como yo que lleva muy poco, y también con afiliados y simpatizantes que te transmiten más información de lo que están pasando en cada barrio de la ciudad. Es línea que debemos seguir y reforzar.

–El pasado fin de semana visitó Gijón José María Rotellar, uno de los gurús económicos del PP.

–Nuestra idea económica es la opuesta a lo que ha planteado el equipo de gobierno para Gijón, y a la del PSOE en general allí donde gobierna. Nuestro planteamiento, sobre todo, son bajadas de impuestos. Ahí están los ejemplos de ayuntamientos y comunidades autónomas donde gobierna el PP, donde se ha visto que han bajado los impuestos y ha aumentado la recaudación, mejorado del empleo y todos los datos económicos. Es una fórmula que funciona y que funcionará en Gijón si gobernamos.

–Tendieron la mano al gobierno local con el plan de vías y han hecho una oposición menos beligerante que otros grupos.

–Es importante el diálogo y el consenso. Estamos en un momento en el que la política es muy agresiva, casi siempre a golpe de titular, con tensión y eso es algo que no gusta a la ciudadanía. Es importante escuchar lo que nos dice la ciudad y lo que nos ofrece el gobierno local. Pero con el plan de vías no hemos cedido nada, nuestra postura sigue siendo que el proyecto que arrancó del Gobierno del PP, de centralidad, es el que nos sigue gustando. Lo que hemos dicho es que vamos a escuchar al gobierno local, que hasta ahora no es nada porque sigue sin haber plazos ni financiación. Pero el PP no ha hecho esa oposición dura en este caso porque es importante avanzar en la ciudad y eso parte del diálogo que para eso está la política.

–El Muro ha marcado el mandato. ¿Qué le parece al PP el nuevo anteproyecto?

–Siempre hemos defendido el doble sentido de circulación en el Muro, desde el principio, pero es cierto que queremos una ciudad que sea más amable y con más zonas verdes. Eso es alguien que todo Gijón lo quiere, pero eso no puede ir en contra de los vehículos. Queremos un paseo más bonito de lo que hay ahora, que no gusta a casi nadie, sin dejar a la zona este de la ciudad aislada totalmente del centro, ni generar un caos en la avenida de la Costa solo por ideología.

–¿Entonces están en contra también de Madrid Central, esa área de prioridad residencial en la se restringe el tráfico a los vehículos más contaminantes, en la capital que gobierna el PP?

–Los problemas que hay en Madrid no los hay en Gijón, y comparar así a la ligera ciudades tan diferentes no es sincero. En Gijón no hay los problemas de movilidad que tiene Madrid. Esas medidas europeas, que es cierto que nos manda una normativa, hay que adaptarlas a la ciudad que tenemos, pero no aplicarlas todas en un año. Debemos hacer una transición mucho más lenta y adaptada a lo que quieren los gijoneses. Y los gijoneses no quieren esta lucha encarnizada del gobierno local para prohibir los coches.

–Desde el PP han criticado el sectarismo del gobierno local en muchas ocasiones, pero, ¿no se le pide al gobernante aplicar su ideario y el programa con el que va a las elecciones?

–Es que están siendo mucho más sectarios con Gijón de lo que ponían en su programa electoral. Desde el primer año de mandato, cuando la Alcaldesa no acudió a la tradicional bendición de aguas. Ha sido un ejemplo tras otro en el que Ana González no ha sido nada pragmática, sino muy ideológica, cuando en aspectos municipales es donde menos ideología deben tener. El gobierno local está actuando de espaldas a la ciudadanía, y son muchos los colectivos con los que han tenido enfrentamientos.

–¿Por ejemplo?

–Además de la bendición, tenemos el Muro y la movilidad, el anillo navegable, los toros… Al final, es una cantidad de polémicas que deriva en que tenemos un gobierno local sectario que no escucha a la ciudadanía porque muchos colectivos se han quejado de esa falta de diálogo. Están muy alejados del programa con el que venían.

–El gobierno local de PSOE e IU no tiene mayoría absoluta. ¿Han fallado como oposición a la hora de frenar esos pasos?

–La oposición está muy fragmentada, especialmente la derecha. Y eso complica hacer una oposición fuerte y sólida al gobierno.

–¿Hay posibilidad de reconducir esa fragmentación de la derecha y centro derecha?

–Va por el camino, el volver a esa unión porque tanta división no hace fuerza. Al final, son los votantes los que deciden y serán los que decidan en las próximas elecciones.

–Desde el PP han tendido la mando a los otros partidos de derechas (Ciudadanos, Foro y Vox), pero la respuesta fue posar con Alberto López-Asenjo.

–Deberían hacérselo mirar si es estrategia política o tener en cuenta lo que han votado los gijoneses. No hay que perder la perspectiva de que tenemos el deber de conseguir en el Ayuntamiento lo que han votado los gijoneses. Y aquí no se está cumpliendo, que es que el PP tenga tres concejales. Debemos pensar si es una estrategia de los otros partidos para desestabilizar al PP porque ven un partido con fuerza.

–¿El resto de partidos de derecha buscan desestabilizar al PP?

–Sí.

–¿Les duele no tener tres ediles y que Alberto López-Asenjo siga como concejal no adscrito?

–El cambio no ha sido potenciado desde el PP, porque solo hubo una reestructuración de la portavocía. Ahora estamos Ángeles Fernández-Ahúja y yo, pero tenemos al partido con nosotras y nuestra actividad municipal es como si tuviéramos más concejales.

–¿Qué expectativas tienen para las elecciones municipales de 2023?

–El partido lleva una tendencia muy positiva. No solo a nivel local, que está más fuerte y unido, sino también a nivel nacional. El PP está con ilusión con los nuevos cambios y eso generará un impulso positivo que tendrá reflejo a nivel municipal

–¿Tendrán problema para formar acuerdos con el resto de partidos de centro derecha?

–Es importante este último año de mandato, porque las encuestas parece que apuntan a que haya un cambio y si queremos ese cambio todos tenemos responsabilidad.

El test


1. ¿Qué ha sido lo mejor del mandato?

El impulso que tiene ahora el PP, con esa fuerza cada vez mayor entre partido y grupo municipal además de haber conseguido más presencia en la calle.

2. ¿Y lo peor?

El equipo de gobierno. Es un mandato perdido porque no se ha avanzado en ninguna obra importante pendiente. Solo han creado problemas donde no había.

3. ¿Cuál es el reto en el año que queda hasta las elecciones?

El Ayuntamiento debería cerrar financiación y plazos con el plas de vías. Y el PP es seguir en esta línea, mejorando la cercanía con los gijoneses.

4. ¿Será usted la candidata a la Alcaldía?

No depende de mí. Debemos respetar los tiempos y, lejos de egoísmo, mirar la lista que necesita Gijón.

Compartir el artículo

stats