El Ayuntamiento presentó esta mañana el proyecto 'Gijón smart light, smart city', con el que, explican desde el gobierno local, "se generará un cambio de modelo energético en la ciudad, promoviendo la transición hacia un consumo más sostenible, proveniente de fuentes renovables, y con un componente de innovación social que asegurará que toda la ciudadanía pueda ser partícipe del cambio".

Entre las principales actuaciones que se llevarán a cabo en los próximos meses se enmarca la renovación de todo el alumbrado de la ciudad, para instalar led y conectarlo a la red de internet de las cosas. También se irán desarrollando proyectos para la producción de energía mediante fuentes renovables, y se realizarán actividades de formación y promoción en esta materia, de manera que todas las personas que estén interesadas puedan participar, puesto que uno de los principales objetivos de este proyecto es mejorar la calidad de vida en la ciudad.

Este proyecto permitirá a Gijón, suscriben fuentes municipales, "convertirse en una smart city (ciudad inteligente)", capaz de tomar decisiones en base al análisis de información que generamos y recogemos, en este caso, respecto al uso de la energía. Con ello Gijón se convertirá un referente europeo en la transición energética, la digitalización y la innovación social. El primer paso de este plan es la renovación de 42.800 puntos de alumbrado de la zona rural y urbana, a través de un sistema led más inteligente y conectado a la red de internet de las cosas, para lo que se somete a la participación ciudadana la elección de tres tipos de farola.

Las farolas de muestra pueden verse en el paseo de Begoña y en la plaza del Marqués. La participación estará abierta desde el miércoles 18 al martes 24 de mayo, en la plataforma de participación ciudadana participa.gijon.es. Tras la presentación del proyecto, de la plaza Mayor salieron 50 motos eléctricas que recorrieron los diferentes distritos de la ciudad, a los que harán llegar un decálogo que recoge los objetivos del proyecto y en los que se recogerán las propuestas consensuadas por los vecinos y vecinas en los Consejos de Distrito, para el Gijón de 2037.

El decálogo es el siguiente:

Hoy, 18 de mayo de 2022, y en virtud del contrato entre el Ayuntamiento de Gijón y Acciona Energía para la ejecución del proyecto Gijón smart light, smart city, se anuncia el presente decálogo de compromisos adquiridos por los firmantes para con la ciudad y todos sus habitantes:  

1. Poner los medios para lograr una ciudad moderna, inteligente y sostenible, donde el suministro energético y su gestión facilite una transición energética justa.

2. Mejorar la gestión energética de la ciudad aportando valor a la sociedad, de manera que la eficacia y eficiencia permita mejorar los servicios públicos a la vez que reducimos nuestra huella de carbono.

3. Lograr una iluminación más eficiente, reduciendo el consumo, y optimizando su uso por medio del uso de la tecnología, como el internet de las cosas, y sin perder de vista las tendencias y avances en la materia, para seguir mejorando.

4. Promover e impulsar la investigación y la mejora del conocimiento entre todas las personas y empresas para caminar hacia un futuro próspero.

5. Intensificar el protagonismo de la ciudadanía en la identificación de retos y búsqueda de soluciones como ciudad, poniendo al servicio de las personas los espacios físicos y digitales necesarios.

6. Formar y orientar a los niños y niñas para crear un futuro en el que la sostenibilidad medioambiental, económica y social sea la prioridad de todos y todas.

7. Aprender y valorar la experiencia de las personas de diferentes sectores, intereses, orígenes, capacidades y edades, teniendo en cuenta su conocimiento y necesidades, fomentando el intercambio y poniendo en valor la riqueza de la diversidad.

8. Orientar la divulgación del proyecto por medio de la responsabilidad social corporativa, caminando hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda Urbana por medio de la digitalización e innovación social, con el compromiso de no dejar a nadie atrás. 

9. Eliminar la desigualdad de género en el ámbito de la transición energética como eje transversal a la vida de la ciudad, visibilizando el papel de las mujeres directivas y profesionales técnicas del sector, rompiendo estereotipos y acercando las carreras ligadas a la ingeniería, análisis de datos, energía y tecnología en general, ya que las sociedades y entidades igualitarias, son también más prósperas.

10. Evolucionar y adaptarnos, escuchar y aprender, pensar desde lo colectivo para que la ciudad del futuro sea amigable con las personas y el medioambiente.