Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento convertirá en fijos a 351 trabajadores interinos para cumplir con Europa

Las escuelinas y salvamento son los servicios más beneficiados del pacto entre gobierno local y sindicatos, que negociarán las convocatorias

La plaza Mayor, con la Casa Consistorial al fondo. Pablo Solares

El Ayuntamiento de Gijón alcanzó ayer un acuerdo con los sindicatos (UGT, CC OO, USIPA y SIPLA) para cumplir con la directriz europea que obliga a todas las administraciones españolas a reducir la temporalidad al ocho por ciento (actualmente se acerca al 32 por ciento) antes del 31 de diciembre de 2024 (de ahí que quedase poco margen para este pacto, teniendo en cuenta que ahora se abre un largo proceso administrativo). La firma, tras varios encuentros que se dilataron por el ciberataque a los servicios municipales, supondrá la consolidación de 351 plazas, con las escuelas infantiles (127 trabajadores que pasarán a ser fijos discontinuos) y el personal del equipo de salvamento de playas (con 48), como los servicios donde mayor incidencia tendrá esta regulación.

“Ha sido un trabajo conjunto de todos, duro, y en el que tuvimos que intensificar las reuniones y el trabajo en las últimas semanas porque a mitad de las negociaciones tuvimos que parar por las circunstancias, porque no podíamos acceder a los datos, y al final ha salido adelante sin ningún voto en contra y solo con la abstención de USIPA y SIPLA”, valoró ayer positivamente la portavoz del gobierno local y responsable de Hacienda, Marina Pineda (PSOE). La normativa vigente, que en el caso de incumplimiento podría comprometer buena parte de los fondos europeos a España, obligaba a todos los ayuntamientos a aprobar el acuerdo antes del 1 de junio para reducir la temporalidad.

Un acuerdo que ahora deberá validar tanto la junta de gobierno como las juntas rectoras de los tres organismos autónomos para su ratificación, es decir, la Fundación Municipales de Servicios Sociales y la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular y el Patronato Deportivo Municipal. “Quedará por revisar las pequeñas empresas municipales como Emvisa, Divertia y Gijón Impulsa”, explica Pineda. No obstante, recuerda la responsable de Hacienda, “la negociación no ha terminado, ahora debemos acordar las bases para los concursos, porque la ley te marca unos requisitos pero debemos elaborarlos nosotros”.

La consolidación de esas 351 plazas se llevará a cabo por dos vías, principalmente. Por un lado, la mayoría de las plazas interinas se harán por concurso donde primará la experiencia, y es para aquellos supuestos de plazas que están ocupadas ininterrumpidamente de forma temporal desde antes de 2016. Por otro, alrededor de unas ochenta plazas, serán por la vía del concurso-oposición.

Las fuentes sindicales consultadas por este periódico explican que será ahora el Ayuntamiento quien deba comunicar a cada persona implicada cuál es su situación y cómo debe proceder para optar a la plaza fija. Será fundamental acordar pronto las bases para llevar a cabo esos procesos lo antes posible para así cumplir. Las cifras, no obstante, “podrían elevarse en uno o dos casos” en los próximos días, puesto que los sindicatos recibieron ayer por la mañana la documentación y en la revisión de los listados podría aparecer algún caso más. No obstante, con esas 351 se entiende que bajarán del 8 por ciento.

Compartir el artículo

stats