Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición exige cumplir el fallo: “El ‘cascayu’ fue un atropello”

La Federación vecinal confía en que no se vea afectada “la pacificación” del paseo y los comerciantes piden diálogo

Paseantes por el "cascayu"

Una actuación “sectaria” para Ciudadanos; una “renuncia” a asumir responsabilidades políticas para Foro; un “atropello” jurídico para el PP y un “batacazo” en toda regla para Vox. Los partidos de centro derecha de la oposición municipal cerraron filas ayer tras conocer el auto que ordena restituir el tráfico rodado en el paseo del Muro. Las cuatro formaciones exigieron el cumplimiento de la sentencia que da la razón a la asociación Stop Muro. Ni siquiera Podemos-Equo, en la izquierda, rompió una lanza a favor del gobierno local. Su portavoz, Laura Tuero, indicó que la sentencia “debe ser cumplida”.

José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de Ciudadanos, se mantuvo en la misma posición que ya defendió en marzo, cuando salió la sentencia. “Lo que hay que hacer es ejecutarla y no recurrirla”, pidió. “Estaba claro que se incumplía el Plan Especial del Muro. Es un ejemplo más de cómo no deben hacerse las cosas”, añadió. Sarasola avisó de que el proyecto de reforma de la avenida Rufo García Rendueles puede llevar el mismo camino. “El proyecto que están presentando incumple lo marcado y de no rectificar volverán a tener problemas con los vecinos y probablemente con la Justicia”, aseveró.

Jesús Martínez Salvador, el portavoz de Foro, celebró el auto. “Es el gran triunfo de la sociedad civil, que se ha rebelado contra un gobierno que no escucha y al que la Justicia ha puesto en su sitio. Confiamos en que se ejecute”, afirmó. El forista criticó el tema del aval. “Es lamentable que el Ayuntamiento valore en esa cantidad las obras tras afirmar que son provisionales”, acuñó. “Si el PSOE tiene otro proyecto para el Muro esperamos que lo pongan en su programa electoral y que elijan los gijoneses”, remarcó. “Desde Foro seguimos trabajando al lado de Stop Muro”, finalizó.

Laura Tuero, su homóloga en Podemos-Equo, también fue crítica. Además de reconocer que la sentencia debe ser cumplida, se centró en el futuro del Muro. “El proyecto no se ha conseguido cerrar. Está sin plazos ni financiación. Que la reforma no empiecen en este mandato y que no se logre que la ciudad avance hacia un modelo que de calidad de vida, sería el verdadero fracaso”, postuló.

“Es una buena noticia y pone de manifiesto que restablecer el tráfico en el Muro no causa un daño irreparable al interés general”, afirmó, por su parte, la concejala del PP Ángeles Fernández-Ahúja. “No hay sostén jurídico para dejarlo cerrado, cuando ya hemos quitado la mascarilla”, añadió. El portavoz de Vox, Eladio de la Concha, deseó que Stop Muro consiga reunir la cantidad para el aval. “Como habíamos advertido el gobierno local usó el subterfugio de la pandemia para mantener una intervención ilegal en el Muro”, expuso.

Mientras, Manuel Cañete, el presidente de la Federación de asociaciones vecinales (FAV), deseó que el auto “no influya en el debate de pacificación del tráfico”. “Judicializar no es modelo de democracia, pero hay que ahondar más en el debate y en la participación”, afeó al gobierno local. También Sara Menéndez, la presidenta de la Unión de Comerciantes de Asturias reaccionó. “El consenso en torno al Muro no se mantuvo. Es una situación complicada que hay que recomponer mediante el diálogo”, zanjó.

Compartir el artículo

stats