Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel del Pino Emprendedor, aspira a liderar el Partido Popular de Gijón

“El PP tuvo demasiados conflictos internos; es tiempo de escuchar más a los afiliados”

“La decisión del partido de cambiar su criterio sobre el plan de vías aceleró mi idea de dar el paso, pero llevaba tiempo pensándolo”

José Manuel del Pino, en la avenida del Molinón. | Ángel González

El emprendedor y autónomo José Manuel del Pino (Gijón, 1965), militante del Partido Popular desde 2014, está recabando apoyos para optar a presidir el partido en la ciudad en el próximo congreso local, tal y como adelantó ayer LA NUEVA ESPAÑA. Asegura contar con un creciente respaldo, urge poner una fecha para el cónclave y se propone “alejar” a la formación, que ahora lidera el diputado autonómico Pablo González, de “los conflictos y la crispación”.

–¿Por qué quiere presidir el Partido Popular de Gijón?

–Me gustan los retos y quiero contribuir a mejorar el partido y devolverle el protagonismo perdido desde hace bastantes años. Si seguimos haciendo lo mismo, los resultados serán los mismos. El partido ha tenido demasiados conflictos internos en un plazo corto de tiempo y los afiliados sentimos que las cosas no van bien. El partido en Gijón alcanzó su techo en 2007, con 58.000 votos. Hoy tenemos sobre 15.000. Creo que eso demuestra una pérdida de confianza y lejanía con los gijoneses y es tiempo de volver a mirar a los afiliados.

–¿Cómo surgió la idea de dar este paso?

–No es una cosa de ahora. Empezó a gestarse en una tarde de verano de hace ahora dos años. Estaba con un grupo de amigos y nos pusimos a hablar de Gijón. El tema acabó saltando al ámbito político y al PP, porque varios estábamos ya ligados al partido. Fruto de aquella conversación y de otras posteriores llegamos a una encrucijada: o seguíamos en el PP y contribuíamos a mejorarlo, o nos íbamos. Y apostamos por lo primero. Desde entonces, hemos tenido conversaciones con muchas personas que siempre han visto al PP como un partido útil. Merece la pena apostar por él.

–¿Por qué?

–Porque para mí el PP aún representa la manera en la que yo entiendo la vida. Creo que el partido tiene capacidad de gobierno, que lo integran personas muy preparadas. Gijón es mi ciudad, pero para mí también es una forma de vida. Y yo ahora mismo no la veo bien. He viajado mucho por mi trabajo y he visto territorios que prosperaron y otros que se están viniendo a menos, y Gijón, y con ella Asturias, se están viniendo a menos. Mi forma de ver las cosas encaja en la ideología y el sentimiento del PP.

–¿Qué opinión tiene de Pablo González?

–Le agradezco su trabajo, no voy en contra de nadie. Pero, en mi opinión, peca de excesivo presidencialismo.

–¿Qué pretende aportar distinto a lo que aporta ahora el PP?

–Quiero devolverle la libertad a los gijoneses, que ahora son rehenes por unas personas que hacen las cosas con un punto de vista único y excluyente. Un ayuntamiento es la administración más próxima a los ciudadanos y en este mandato, para mí perdido, lo que se percibe es que no se ha mirado por los intereses ni deseos de los gijoneses. Lo que yo quiero es elaborar un programa con los mejores profesionales de cada área. Me preocupa mucho la economía circular, creo que el Parque Tecnológico debe ser capital para crear empleo. Y me preocupa trabajar por una solución real para el Muro y la avenida de la Costa, el impuesto de plusvalías, el Parque Isabel la Católica, el anillo navegable... También me preocupa la contaminación en La Calzada y El Musel. No he visto propuestas interesantes para la ciudad en este mandato.

–¿Y el plan de vías? El partido apoya el nuevo protocolo.

–A mí me gustaba el consenso que se había logrado con el anterior convenio. No entendí el cambio de postura del partido y eso aceleró, entre otras cosas, que me decidiese a dar este paso.

–¿Cómo ve al grupo municipal? ¿Mantiene relación con el exportavoz, Alberto López-Asenjo?

–A Alberto le conocí cuando llegó a Gijón para las últimas elecciones y personalmente no he tenido ningún problema con él. Sé que actualmente está en procesos judiciales contra el actual presidente del partido. Respecto al grupo municipal, me sorprende que tras su marcha no se les haya dado un mayor protagonismo a Ángela (Pumariega) y a Ángeles (Fernández-Ahúja). Creo que ambas están haciendo frente a una etapa difícil y solo les puedo aplaudir. Ángela aprende muy rápido y es una mujer preparada, me gusta. Y Ángeles tiene mucha experiencia y una visión del partido muy profunda. Forman un tándem interesante.

–¿Está al corriente de este paso la dirección regional del partido?

–Sí, este proyecto se puso en su conocimiento hace tiempo y todos los pasos que estamos dando tienen el consentimiento de la dirección. Todos entienden que siete años sin un congreso local en una ciudad como Gijón es demasiado tiempo, y que debemos poder elegir a nuestro presidente con trasparencia, libertad e igualdad de condiciones para recuperar la confianza de los votantes.

–¿Con qué apoyos cuenta? ¿Algún nombre conocido? ¿Ha pensado en un candidato a las elecciones en caso de ser presidente?

–Los apoyos crecen día a día e incluyen a personas con responsabilidades dentro del partido. En general hay ganas de cambio y ganas de paz. Animo a aquellos afiliados que no se encuentren representados ahora a que se sumen a este nuevo proyecto. El partido tiene una excelente cartera. Sobre el candidato, me gustaría que lo eligiesen los afiliados. No toca ahora.

–¿Estaría dispuesto a aliarse con otros grupos del centro-derecha?

–Nuestra idea es concurrir en solitario. El PP tiene vocación de gobierno aquí y en todo el país porque está capacitado para hacerlo. Ahora bien, si por el interés general se viese necesario plantear ese escenario, se debatiría. Pero siempre digo que las cosas hay que hacerlas bien, con sentidín, y en el PP debemos escuchar a las bases. Que decidan ellas.

Compartir el artículo

stats