Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aurelio Martín achaca a Stop Muro un cambio a peor en la movilidad del Muro que no conllevaría mejoras en La Costa por la ejecución de la sentencia del "cascayu"

"El gobierno no va a interpretar ni una coma", dice el edil de la obra que se marca en el fallo judicial para recuperar el doble sentido

Aurelio Martín, en el salón de recepciones del Ayuntamiento. IRENE SIRGO

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Gijón, Aurelio Martín (IU), ha advertido esta mañana tras la comisón de Movilidad que la sentencia de Stop Muro, y la ejecución de la misma, “va a alargar la provisionalidad” del ‘cascayu’, a lo que ha considerado que va a ser “mucho peor” que lo que había hasta ahora. A este respecto, ha indicado que le va a quitar espacio al peatón y no va a mejorar el tráfico en la avenida de la Costa, que no va ver cambios sustanciales en el tráfico.

Martín ha recalcado que es lo que pidió Stop Muro, plataforma apoyada por los partidos de la derecha, que lo avalan. Fundamentalmete PP y Foro. “El Gobierno no va a interpretar ni una coma”, ha explicado sobre que la magistrada, en su auto de ejecución provisional de la sentencia que obliga a devolver el doble sentido de circulación en el Muro, ha pedido una cantidad económica de aval con función al informe elaborado por el Ayuntamiento.

Es precisamente lo que figura en ese informe lo que se va a realizar, una vez que Stop Muro deposite el aval de 47.958 euros. Hasta entonces, según Martín, el Ayuntamiento va a tener preparado el operativo. “Cada uno tiene la responsabilidad de sus actos”, ha advertido en este caso, al señalar que si tardan en presentar el aval hasta julio, por ejemplo, se harían los cambios en pleno verano. Sí que ha señalado que se coordinarán las concejalías de Movilidad y la de Obras Públicas para hacerlo “lo antes posible”.

La obra supone recuperar el vial por la zona del ‘cascayu’, hacer un elemento de separación sobre la zona pintada de verde, y el carril bici, y a efectos de ahorro de coste, no hacer más cambios estructurales. Ha apuntado que el carril bici seguirá como está, si bien habría que meter los elementos de seguridad necesarios. Otros cambios tienen que ver con las regulaciones semafóricas. Con todo, ha insistido en que va a ser “de mucho menos disfrute” en un tiempo estival donde aumenta la aglomeración de personas en el Muro.

 Martín ha recordado, unido a ello, que el objetivo principal para peatonalizar el Muro fue la pandemia, si bien siempre dijeron que sería de prueba y error para un proyecto futuro. Ha indicado, asimismo, que se trató desde un inicio de una obra provisional. Ha recalcado, además, que en paralelo se trabajó en el proyecto de reforma del Muro desde octubre de 2020, con la creación de una Comisión de trabajo en la que se coincidió en nueve de los diez puntos a debate, los cuales se incluyeron en el anteproyecto de reforma.

De este último ha remarcado que ya incluye la posibilidad de que haya doble sentido de circulación, a lo que se ha preguntado qué es lo que más hace falta para que haya un consenso. Dicho esto, ha dejado claro que el Gobierno local sigue defendiendo que solo haya un carril y un sentido de circulación, en línea con la política de movilidad a nivel europeo.

Para él, hay otras alternativas para la conexión Este y Oeste, sin tener que atravesar el centro de la ciudad y sin que el Muro deba ser una vía principal en la citada conexión. “No puede ser una ronda Norte”, ha opinado. Ha incidido, asimismo, en que la voluntad política del Gobierno ha sido acometer la reforma del Muro.

“No nos puede pasar en el Muro lo del Plan de Vías”, ha resaltado, al tiempo que ha considerado que los gijoneses no se merecen que sobre un tema que se lleva discutiendo años, se siga discutiendo. Ha destacado, además, que el anteproyecto presentado tiene un coste de unos 16 millones de euros, que es asumible.

A su parecer, se consideraría un fracaso del Gobierno local, pero también de todo el Ayuntamiento, que el Muro no esté en obras antes de que finalice el mandato. También ha opinado que el proyecto de reforma definitivo del Muro debe de estar diferenciado de lo del ‘cascayu’. Al tiempo, ha abogado por que siga adelante y empiece la ejecución en este mandato.

 

Compartir el artículo

stats