Un vecino de Gijón de 42 años y con múltiples antecedentes a sus espaldas ha ingresado en prisión después de ser detenido por la Policía Nacional como autor de los robos con fuerza perpetrados en una empresa de un polígono industrial y en un establecimiento hostelero del barrio de Pumarín. Sobre este individuo pesaban varias órdenes de búsqueda y otra de ingreso en prisión dictada por un juzgado de la ciudad.

Los hechos que han motivado su arresto tuvieron lugar en el mes de enero, después de que el responsable de una empresa denunciara el robo con fuerza en sus oficinas. El afectado explicó que un individuo había forzado la puerta de entrada para sustraer varios ordenadores portátiles y un teléfono. Poco después, un hostelero de Pumarín denunciaba el robo de dinero dentro de su establecimiento. Las pesquisas llevadas a cabo por los agentes de la Brigada de Policía Judicial confirmaron que se trataba del mismo autor dadas las similitudes en su proceder.

Las labores de búsqueda del sospechoso dieron sus frutos hace unos días, cuando la Policía le encontró en las inmediaciones de una zona comercial de la ciudad dentro de un vehículo. En el coche hallaron distintas herramientas, un par de guantes y varias mochilas además de uno de los ordenadores portátiles que había robado en la empresa afectada en el mes de enero. Tras pasar a disposición judicial se decretó su ingreso en prisión.