Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo a favor del “cascayu”: “Hay que dejar la confrontación”

“A Gijón le siguen faltando espacios verdes“, asegura Román Torre, promotor de la iniciativa, que alcanza las 3.000 firmas

El "cascayu" del Muro. ANGEL GONZALEZ

La nueva plataforma “Un Muro para todos”, a favor del “cascayu” alcanza las 3.000 firmas online y estudia nuevas campañas para dar a voz a los gijoneses que sí preferirían un paseo de San Lorenzo predominantemente peatonal. El promotor de la iniciativa, Román Torre, ha consensuado ya un manifiesto del grupo con otras decenas de personas que, explica, establecieron contacto hace meses a través de redes sociales. “Hasta ahora, como suele pasar, la gente que está a favor no se había pronunciado porque solo se hace cuando no se está de acuerdo con algo. Queremos atestiguar que hay gente que sí aprecia y usa el ‘cascayu’ y que no quiere una ciudad para los coches”, explica el organizador.

Hasta ahora los favorables al “cascayu” solían aparecer en una página de Facebook llamada “Un Muro para vivir”, aunque la nueva plataforma no está vinculada a los administradores de esta página. Torre explica que la idea de recoger firmas online parecía la solución más rápida para visibilizar a quienes sí prefieren un Muro con “cascayu”, y que el fallo de juzgado de lo contencioso-administrativo en su contra motivó el lanzamiento de la nueva página web. “Esto nos ayudará a conectar con gente con la que poder hacer más reivindicaciones más adelante”, adelanta el promotor. En el portal se permite el registro de cualquier usuarios, vecino o no de Gijón, pero se pide introducir algunos datos personales, según Torre, para evitar el registro de usuarios falsos. La web se activo esta semana y empezó a difundirse ayer por la tarde. A medianoche, ya pasaba de los 1.000 apoyos.

La idea ahora es crear nuevos grupos que ayuden a promocionar la utilidad de espacios peatonales. Ya está previsto para esta semana que un grupo de Masa Crítica Asturies –la agrupación regional del colectivo ciclista que reivindica por todo el mundo la importancia de habilitar más carriles bici y sendas para peatones– acaben su tradicional ruta dominical con una foto de familia en el “cascayu”, y esperan poder realizar varios ”actos simbólicos” similares en los próximos meses.

Torre, sin embargo, aclara que su plataforma no pretende “ni ser contrapunto de Stop Muro ni darle cancha al gobierno local”, sino reunir a los gijoneses que ”sí entendieron la finalidad” del “cascayu”. “Nuestra intención es precisamente lo contrario, alejarnos de la confrontación. Tenemos que romper con las dinámicas del discurso vinagre, los enfados, las judicializaciones, y empezar a escucharnos entre nosotros”, defiende el gijonés, que añade: “Siempre se piensa que Gijón tiene muchos espacios verdes, pero solo hay que ver un plano para comprobar que aún faltan, y las directrices de la Unión Europea nos han marcado un camino. Tenemos que pensar la ciudad de otra manera”.

Compartir el artículo

stats