Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La polémica en torno a un eje emblemático de la ciudad

El informe para abrir el Muro solo incluye recuperar los giros de Menéndez Pelayo

El nuevo carril bici dificulta retomar la salida del paseo por Aquilino Hurlé y las entradas desde Ezcurdia y Eladio Carreño en dirección al centro

Entronque de Aquilino Hurlé con el paseo de San Lorenzo Marcos León

El informe municipal para suprimir el “cascayu”, desvelado por LA NUEVA ESPAÑA, solo recoge de forma expresa recuperar los giros a la izquierda en la calle Menéndez Pelayo, pero deja en el aire otros puntos conflictivos que ayer el edil de Movilidad, Aurelio Martín, no llegó a concretar. Hay dudas, concretamente, sobre cuatro giros. La salida desde el Muro hacia Doctor Aquilino Hurlé y las incorporaciones al paseo desde las calles Ezcurdia y Eladio Carreño. También hay dudas sobre cómo se solventará el retranqueo de Canga Argüelles, que ahora sí permite ir en dirección al centro, pero obliga a salirse en Menéndez Pelayo, y que para recuperar su continuidad hasta el Náutico obligaría a modificar el trazado del carril bici.

En la comisión de Movilidad y en una posterior comparecencia pública, el concejal aseguró ayer que se ejecutaría el fallo judicial punto por punto. Y el auto con el que la jueza decreta la ejecución provisional de la sentencia para suprimir el “cascayu” no entra en detalles, pero sí el informe elaborado por el Ayuntamiento para justificar el gasto que acarrearía reabrir al tráfico, en virtud del cual se solicita un aval de casi 48.000 euros. Y ese texto solo habla de la “recuperación de los giros a la izquierda en el cruce de Menéndez Pelayo”. Una afirmación también interpretable porque el vial permitía salir del Muro e incorporarse en dirección al Ayuntamiento, ambos giros ahora prohibidos. La oposición entiende que estas dos maniobras sí se recuperarán.

Pero el informe nada dice de la salida por Aquilino Hurlé que antes se podía hacer circulando por el Muro en dirección al centro. De no recuperarse este punto, los conductores que entren desde la avenida de Castilla al Muro solo tendrán una salida en todo el tramo.

El documento, además, tampoco recoge, al menos de forma expresa, recuperar las incorporaciones al Muro en dirección al centro que se podían hacer desde las calles Eladio Carreño y Ezcurdia. Y estas maniobras implicarían, por cruzarse con el nuevo carril bici instalado ahora al otro lado de la medianera, instalar más semáforos para conductores y ciclistas. Esta medida, además de interrumpir el tráfico, tampoco parece estar cuantificada en el documento que el gobierno local pretende cumplir a rajatabla. Aurelio Martín tampoco aclaró ayer cuántas intersecciones nacerían a raíz de este nuevo carril bici.

El entronque de Menéndez Pelayo con el paseo del Muro. Marcos León

Surge una duda más que tampoco figura en el informe: la incorporación desde Canga Argüelles, cruce con Manso. Ahora sí se puede entrar al Muro desde esta calle –con un vial al otro lado de la medianera, el único tramo que ahora sí es de doble sentido–, pero hay un giro obligado de salida pocos metros después hacia Menéndez Pelayo. Antes los conductores podían seguir hasta el Náutico por el carril que ahora ocupa al “cascayu”, y en el informe no se plantea ninguna solución concreta para recuperar la continuidad.

Cruce de Ezcurdia Marcos León

Martín explicó ayer que la solución para ejecutar la sentencia era “muy simple”, porque el único cambio sería reabrir al tráfico el “cascayu”, el vial “por donde van los cuadraditos”. Esta seguridad hizo que los concejales de la oposición creyesen que eso implicaba recuperar todos los giros, pero lo cierto es que no está garantizado.

Cruce de Eladio Carreño. Marcos León

La oposición da ya por hecho que la solución provisional para reabrir el “cascayu” va a dar problemas. La salida hacia Menéndez Pelayo implicará momentos de congestión. Y si se recupera el resto de salidas y entradas, la red semafórica en el paseo obligará a parar varias veces tanto a conductores como a ciclistas. El propio Martín reconoció que “los detalles del operativo” se darían a conocer después de que Stop Muro presente su aval. Cree que en cuanto esa cuantía se consigne su concejalía y la de Obras Públicas podrán confirmar un plan de actuación “en 24 o 48 horas”.

Cruce de Canga Argüelles Marcos León

Compartir el artículo

stats