Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lujo a flote en El Musel: así es el supervelero que atracó en Gijón

El supervelero “Sea Cloud Spirit” hace escala por primera vez en la ciudad con un grupo selecto de turistas de alto poder adquisitivo

Así es el “Sea Cloud Spirit”, el crucero de lujo que navega a vela y acaba de atracar en Gijón

Así es el “Sea Cloud Spirit”, el crucero de lujo que navega a vela y acaba de atracar en Gijón Marcos León

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así es el “Sea Cloud Spirit”, el crucero de lujo que navega a vela y acaba de atracar en Gijón Nel Oliveira

El supervelero “Sea Cloud Spirit” atracó ayer en El Musel a las ocho de la mañana procedente de Villagarcía de Arosa. La fragata, de 138 metros de eslora y 5,65 de calado, llegó cargada de 85 tripulantes y 51 de pasajeros de “un alto poder adquisitivo”. Tras realizar excursiones por Oviedo –a la que acudieron 20 de los turistas– o por el casco histórico de Gijón –la opción del resto de viajeros–, la expedición zarpó en torno a las dos de la tarde rumbo a Bilbao, donde finalizará la travesía. Según explican desde de la agencia Pérez y Cía, consignataria del exclusivo crucero en tierras asturianas, el perfil del viajero de esta clase de embarcación suele ser “alemán de más de 50 años”. Sin embargo, en el caso de este último viaje –que no cuenta con ningún español– también van a bordo pasajeros ingleses, franceses, austriacos, suizos o estadounidenses, entre otros. Todos ellos en busca de “lujo, intimidad y discreción” a mar abierto.

12

Las imágenes del súpervelero "Sea Cloud Spirit" en Gijón Nel Oliveira

Entre las ventajas que tiene este singular crucero se encuentra su tamaño. “Al ser más pequeño que un crucero convencional tiene la posibilidad de atracar en puertos en lo que otros no podrían hacerlo”, explican desde la agencia Pérez y Cía. Su singularidad desató la expectación de varios usuarios que acudieron en la mañana de ayer al Musel en busca de apreciar la lujosa embarcación. Sin embargo, debido a las restricciones de acceso hasta el muelle de La Osa, donde estaba atracado, se quedaron sin el premio de apreciarlo a escasos metros, teniendo que conformarse con ver los mástiles desde la lejanía, dentro del puerto.

El lujoso velero, construido en Vigo, tuvo que ser arrastrado por el remolcador “Cubia” al zarpar, debido al viento que lo empujaba dentro del astillero, al compás de la banda de gaitas “Villa de Gijón”. El “Sea Cloud Spirit” cuenta con unos interiores inspirados en los buques clásicos, además de un restaurante con vistas de 180 grados, spa, sala de belleza y gimnasio. También está dotado con cuatro lanchas zódiac, para que los pasajeros puedan desembarcar sin alejarse del crucero, y un espolón en forma de águila.

Esta semana también llegarán al Musel otros dos cruceros. El “Europa”, cuya llegada estaba prevista para mañana, finalmente atracará hoy a las 16.00 horas con 200 pasajeros y 290 tripulantes. Por su parte, el “Aida Sol” llegará el domingo con 1.100 pasajeros y 609 tripulantes.

Compartir el artículo

stats