Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enol, el artista urbano de moda, cierra su gira de conciertos en Gijón por su cumpleaños: “En casa con mi gente es muy especial”

“Mi música es muy sincera”, destaca el gijonés de 24 años, que se encuentra trabajando en su segundo trabajo profesional

Enol, en los Jardines de la Reina. Irene Sirgo

“Ha sido coincidencia, pero es especial cerrar la gira con mi cumpleaños, en casa con mi gente, es algo muy especial”. Enol Borrego Cano es conocido artísticamente como Enol, “fuera no se lleva tanto este nombre, así que es peculiar y engancha”, apunta. Este sábado actuará en la Sala Acapulco a las 21.30 horas, en el que será el cierre de gira que le ha llevado por ocho ciudades españolas los dos últimos meses, dentro de la promoción de su primer álbum, “Casi superstar”, publicado el pasado año, y también para dar luz al primer single de su segundo disco, titulado “Éramos dos”.

A sus 24 años, hace siete que se lanzó a probar en la música, y dos que lleva dedicado a nivel profesional. Nacido en Mieres, muy pronto se trasladó a Gijón, al barrio de El Natahoyo, donde residió hasta hace apenas un año, cuando se fue a trabajar a Madrid. Ahora vuelve por unos días a Asturias, para afrontar su concierto, y cargar pilas para un verano intenso. “Espero estar en muchos festivales, tengo muchas ganas, y la gente también”, reconoce. Toledo, Valladolid o Burriana son algunas de las paradas estivales que ya tiene marcadas.

¿Con qué influencias creció? “Escuchaba a Melendi, ‘Estopa’ o ‘El canto del loco’. Y después ya me enganché al rap y la música urbana española, que ha ido creciendo mucho, ya no se ve como algo marginal, es algo con muchos adeptos entre los jóvenes”, cuenta Enol.

Algunos de sus temas, como “La herida” o “Limón”, ya se aproximan a los dos millones de visualizaciones. “Lo importante es fidelizar a tus fans, que vayan a los conciertos, y eso lo he conseguido. Estoy satisfecho”, comenta el cantante gijonés. “No me obsesiono ni me meto presión, quiero disfrutar, y sí que sueño en el futuro con hacer grandes cosas en Asturias, como actuar en La Laboral o la plaza de toros de El Bibio”, desvela.

Sobre sus motivaciones y las letras de sus temas, Enol relata lo que le inspira. “Mi música es muy sincera. Hay relatos de mi vida, pedazos que me van pasando. Por eso siempre tengo el móvil a mano, de viaje, o en cualquier sitio, para escribir cuando me viene la inspiración”, apunta el artista gijonés.

“Tengo los pies en el suelo”, relata finalmente, antes de lanzar un mensaje reivindicativo. “Asturias tiene tradición cultural, pero le falta infraestructura para la música, cosa que no sucede en Madrid, que ahora mismo es una referencia en música urbana”, concluye.

Compartir el artículo

stats