Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE abre la puerta a que el Muro tenga dos carriles de circulación tras la reforma

La propuesta de un único vial en el anteproyecto del gobierno local “no es inamovible”, advierte el secretario general de los socialistas gijoneses

Monchu García, remangándose al inicio de su comparecencia, ayer en la Casa del Pueblo de Gijón. | Marcos León

El secretario general del PSOE de Gijón, José Ramón García, Monchu, aseguró ayer en rueda de prensa que “no es inamovible” que el “anteproyecto” de reforma definitiva del paseo del Muro tenga un único carril de servicio para el tráfico rodado. Esta es precisamente la propuesta que defiende el gobierno local, pero con una plataforma única con suficiente tamaño como para poder en su caso albergar dos carriles de circulación, si cambiaran los designios políticos al respecto en futuras corporaciones municipales. El planteamiento de la nueva ejecutiva del PSOE gijonés abre la puerta a que el viraje se pueda producir en el presente mandato, en el que el gobierno local capitaneado por la alcaldesa, la socialista Ana González, ha hecho bandera de la máxima peatonalización del Muro, en especial el socio minoritario de la coalición, IU.

La polémica sobre la reducción a un sólo carril del paseo del Muro divide a la corporación gijonesa y también a la ciudadanía. En un intento de desactivar el rechazo por parte de la mayor parte de la oposición, que reclama un carril para cada sentido de circulación, el gobierno local ha planteado un proyecto que incluye una plataforma única de 7 metros, en la que se podría pasar con facilidad de uno a dos carriles.

Ante la pregunta de si considera inamovible que el proyecto de reforma contemple un único carril de servicio, el líder de los socialistas gijoneses señaló que “se está hablando con la gente para ver cuál es de verdad el camino, no creo que haya una posición inamovible”. “De hecho, el propio concejal Olmo Ron habló en el Pleno de la ronda de conversaciones que se está llevando a cabo, donde lo que se está buscando es el mayor consenso posible. Evidentemente hay una posición de partida, un anteproyecto que se presenta, pero que no es inamovible”, añadió.

Monchu García explicó que “las posiciones fijas en política tienen más que ver con los principios que con las acciones concretas, entonces me parece que el principio fundamental cuando hablamos del Muro, es recuperar el Muro para la gente, para que haya más espacio para la gente. Pero no creo que estemos hablando de unas posiciones fijas en las cuestiones más técnicas, que de hecho son las que se están debatiendo, presentando a la gente, dialogando y recibiendo aportaciones en todos los sentidos. Yendo al detalle de los carriles, habrá quien esté más a favor de dos, más a favor de uno, bueno, pues habrá que ver dónde es más fácil alcanzar el consenso”.

Su planteamiento contrasta especialmente con la defensa a ultranza de un único carril en el Muro que mantiene el concejal de movilidad, Aurelio Martín, de IU. El secretario general del PSOE de Gijón remató sus consideraciones sobre la reforma indicando que “lo que sí que tengo claro es que elevar la voz en exceso, enfadarse demasiado, el ir a posiciones de máximos creo que no facilita el llegar a acuerdos”.

Monchu García también desvinculó la decisión de esperar a lanzar el proyecto definitivo de reforma del Muro de aguardar a que se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) sobre la obra del “cascayu”, explicación que había dado el concejal de Obras Públicas, Olmo Ron, a la decisión de frenar el proyecto de reforma definitiva tras la sentencia en primera instancia contra la obra del “cascayu”. Monchu García señaló que si se espera es precisamente para proseguir con la presentación del proyecto a los diversos colectivos, en aras de conseguir el mayor consenso respecto al que se vaya a acometer.

“Sin caos” con los giros

El dirigente del PSOE valoró que “el equipo en el tema del Muro está haciendo una buena ronda de presentación de un anteproyecto y creo que el camino es ese. Y añadió: “El gobierno tiene la obligación de tomar decisiones, pero también tiene la obligación de tomarlas con la mayor aportación ciudadana posible y creo que en esa linea es donde se va bien. Lo que se está haciendo ahora con el Muro es positivo y ese es el camino”.

También indicó que “Gijón no puede solucionar sus problemas en los juzgados”, si no que debe hacerlo con diálogo político, andanada está dirigida a grupos de la oposición, aclaró. En cuanto a la ejecución de la sentencia sobre el “cascayu” que obliga a recuperar el doble sentido de circulación en el Muro, Monchu García señaló que el Ayuntamiento tiene capacidad para hacerlo “sin que suponga ningún caos para nadie”, ante los recelos ciudadanos a reabrir el tráfico con un solo giro hacia la calle Menéndez Pelayo.

Compartir el artículo

stats