Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los frentes abiertos sobre la circulación en la ciudad

Gijón lanzará ayudas a los dueños de coches sin etiqueta tras el verano

El Ayuntamiento activará en septiembre las subvenciones para cambiar a vehículos menos contaminantes y los bonos especiales de Emtusa

Una vista del tráfico en la avenida de Gaspar García Laviana. | Marcos León

El martes se cumple un año desde la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias de la ordenanza de movilidad sostenible. Un día después será efectiva la obligación de que todos los vehículos que tengan derecho a una etiqueta ambiental la exhiban en su luna para poder circular o estacionar en Gijón. El incumplimiento de este requisito supone una multa de 90 euros. Es, por ahora, el último movimiento en la discriminación entre vehículos por su capacidad contaminante que se acomete en la ciudad en base a la aplicación de esta ordenanza. Aunque este último cambio no conlleva ninguna limitación directa para los coches sin distintivo.

Algo más de tiempo, a septiembre si se cumplen las previsiones de la concejalía de Movilidad, habrá que esperar para que sean efectivas tanto las ayudas económicas directas como los bonos especiales para el transporte público con el que se quiere compensar a los usuarios de los coches sin derecho a etiqueta ambiental, los más viejos. Unas acciones que avalaron el voto favorable a la nueva normativa en el Pleno de los tres ediles de Podemos-Equo. Estas acciones no están incluidas en el texto de la ordenanza. Se incorporaron a un documento de pacto político entre el gobierno de PSOE e IU y la formación morada y verde. En ese acuerdo la mayor parte de las acciones debían estar ya operativas el año pasado.

Por un lado, están los 150.000 euros –incluidos desde el primer momento en el presupuesto municipal de este año– para arrancar una línea de subvenciones a la compra de vehículos con distintivo ambiental en lo que se ha venido denominando “Plan Renove Xixón”. Ahora mismo se está ultimado el borrador de las bases de la convocatoria. La idea inicial, que ahora se perfila, pasa por subvencionar la compra de un vehículo a particulares y autónomos que quieran cambiar un coche sin pegatina por otro con pegatina. Aunque las ayudas serían para adquirir coches de segunda mano o kilómetro cero. La intención es que esa línea de ayudas se mantenga, como mínimo, durante tres años y con un mínimo de 100.000 euros por año.

El otro bloque de ayudas, y cuya ejecución se ultima desde la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa), se centra en generar dos nuevos bonos de transporte que garantizan viajes gratis en los autobuses municipales como alternativa a quienes tenga un coche sin distintivo ambiental. Uno de ellos, el denominado bono de transición ecológica justa, concede un año de transporte público en las líneas de Emtusa a todos los empadronados en el concejo que sean propietarios de un vehículo sin distintivo. Eso sí, la concesión de ese tipo bono se hará con criterios de renta.

El otro bono, el llamado bono verde, concede tres años de transporte gratuito en Emtusa a propietarios –siempre que estén empadronados en Gijón– de coches sin distintivo que lo den de baja y no adquieran otro durante los tres años siguientes. En este caso no hay criterio de renta para la selección de los beneficiarios. Eso sí, cualquiera de esos dos bonos solo puede ser usado por el propietario del coche.

Excluidos remolques y tractores en Gijón había registrados el 31 de diciembre de 2021 –estos censo se hacen de forma anual– un total de 155.275 vehículos, de los que 48.180 no tienen distintivo ambiental. Algo menos de un tercio del total. Hay que recordar que ahora mismo los coches sin distintivo no pueden aparcar en la zona ORA. La ordenanza fija enero de 2026 como fecha para una prohibición general de circulación para este tipo de vehículos. Aunque con excepciones –en este caso incluidas en la ordenanza en base a un acuerdo con Ciudadanos– para los coches con la condición de históricos y la opción, previa presentación de una declaración responsable, de que los coches viejos sin distintivo pueda recorrer un máximo de 2.500 kilómetros al año.

Tres medidas

Renove Xixón. Un plan de ayudas a quien quiera comprarse un coche con distintivo ambiental. Hay 150.000 euros para la convocatoria. Solo se financiarán compras de coches de segunda mano o de kilómetro cero.

Bono verde. Tres años de viajes gratis

en los autobuses municipales para los propietarios, empadronados en Gijón, de un coche sin distintivo que lo den de baja y no adquieran otro en los tres ejercicios siguientes.

Bono de transición ecológica justa. Un año de viajes gratis en Emtusa para los propietarios de coches sin distintivo ambiental. Tienen que estar empadronados en Gijón y la selección de beneficiarios será por criterio de renta.

Compartir el artículo

stats