Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gijón del futuro empieza por La Calzada

Peatonalizar las calles Paraguay, Ateneo y parte de Cuba y Costa Rica, la singularidad sobre la plataforma única de la ecomanzana | Un carril bici para conectar Cristasa y un aparcamiento abierto a taxis y bicis en un nodo multimodal que se organiza sobre la estación de tren

El cruce de Príncipe de Asturias con la avenida de la Argentina, dos de las fronteras de la ecomanzana Juan Plaza

La decisión municipal de convertir La Calzada en la primera zona de bajas emisiones de Gijón y el millonario apoyo económico conseguido para hacerlo realidad a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia colocan un nuevo horizonte de futuro sobre uno de los barrios más populosos de la ciudad. Y no solo se trata de dar vida en una parte de sus calles a la, también primera en Gijón, ecomanzana. Los proyectos que acaban de salir a licitación esta semana con el aval de los fondos europeos suman 3,5 millones de inversión con obras de espacios peatonales y zonas verdes, tramos de carril bici, la renovación de redes de servicios básicos y un nuevo nodo intermodal de transporte. ¿Qué se va a hacer en La Calzada? Aquí van las actuaciones más importantes ya en licitación. 

Un intercambiador en el apeadero del tren. El apeadero de tren de La Calzada es el eje sobre el que se ha diseñado un punto multimodal con afán de convertirse en mezcla de aparcamiento disuasorio e intercambiador que sume coche privado, taxi, bicicleta y patinete a la oferta de ferrocarril. La obra plantea una plataforma única que integra parte de la avenida de José Manuel Palacio, a la altura del apeadero, y la zona verde anexa al complejo deportivo de La Calzada. El espacio a desarrollar garantiza 44 plazas ordinarias de aparcamientos, otras dos para personas con movilidad reducida y espacio reservado para cinco taxis y ocho vehículos eléctricos de alquiler. Además de un área para 24 bicicletas del servicio público de alquiler, a las que se podrían sumar otras doce.

El apeadero del tren junto al que se habilitará un punto modal Juan Plaza

Eléctrico y verde. Este proyecto sobre el apeadero prevé también la posibilidad de contar en el futuro con seis puntos de recarga para vehículos eléctricos e incorpora la plantación de cuatro plátanos de sombra siguiendo el sistema Estocolmo y ampliar zonas verdes. En total, tres meses de obra y un presupuesto de 303.312,79 euros.

Ecomanzana de estreno en Gijón. «Un concepto urbanístico pacificador respecto al uso del espacio público, favoreciendo los modos de transporte sostenibles respecto al vehículo privado». Así se define la ecomanzana. Una propuesta para la que el Ayuntamiento buscó espacios idóneos en El Llano, El Coto y La Calzada. La experiencia se estrena en la zona oeste sobre los 65.400 metros cuadrados a los que dan frontera la calle de Los Andes y las avenidas de La Argentina, Príncipe de Asturias y las Industrias. La ecomanzana será totalmente accesible con un límite de velocidad en su interior de 20 kilómetros a la hora. El planteamiento de la obra, con un coste de 2,9 millones de euros y un plazo de año y medio para desarrollar, es ejecutar una remodelación completa de las aceras, la renovación de parte de las redes de alumbrado, saneamiento y abastecimiento y la incorporación de una nueva red de telecomunicaciones. Además, mobiliario urbano nuevo y se distribuirán nuevas zonas verdes a lo largo de todo el ámbito.

La calle Los Andes por donde irá un carril bici Juan Plaza

Más calles peatonales en un ámbito de plataforma única. Aunque de manera general lo que se propone para la ecomanzana es una plataforma única que permita el paso de los vehículos y el aparcamiento en superficie, también hay varias calles sobre las que se plantea una peatonalización. Pasarán a ser zonas peatonales las calles Paraguay y Ateneo Obrero de La Calzada, el tramo de la calle Costa Rica hasta la calle Colombia y de la calle Cuba entre las calles América del Sur y Ecuador. Eso no solo permite un itinerario peatonal entre la avenida de La Argentina y la calle Los Andes, también busca mejorar el entorno del Ateneo de La Calzada y de los colegios Príncipe de Asturias y Federico García Lorca. Tres equipamientos de uso masivo.

Tres tipos de farolas y edificios sin cables. La renovación del alumbrado público en toda la ecomanzana es una de las actuaciones que tiene que ver con la actualización de las redes de servicios sobre y bajo tierra. Para la red de alumbrado se proyecta más de tres mil metros de canalizaciones y 120 arquetas. Se han dispuesto tres tipos de farolas dependiendo de la ubicación y del carácter peatonal o de plataforma única de cada calle. Otra mejora estética tiene que ver con el soterramiento de la red de telecomunicaciones que, ahora mismo, es aérea y va anclada a los edificios.

¿Objetivo? Reverdecer. Ir espolvoreando parterres y zonas verdes, sobre todo en las calles peatonales, es una forma para reverdecer un espacio urbano consolidado y duro. Y para generar espacios de ocio y convivencia entre los vecinos se repartirán bancos y sillas. Esos elementos también forman parte del proyecto de ecomanzana que acaba de salir a licitación pero no hay que olvidar que el Ayuntamiento ya licitó y adjudicó una actuación especial para convertir en zona verde y de estancia las ahora fincas ocupadas por casas abandonadas entre las calles Bolivia, Colombia y Costa Rica. Un plan de obra de casi 250.000 euros y seis meses de plazo.

La calle Paraguay, que será peatonalizada dentro del proyecto de ecomanzana Juan Plaza

Un nuevo tramo de carril bici. En la nueva pirámide de la movilidad que marca las actuaciones municipales desde hace unos años la bicicleta tiene un papel protagonista. A licitación acaba de salir un proyecto de carril bici segregado que conecta el ya existente en la avenida Príncipe de Asturias con el Centro Municipal de Empresas, en el edificio de Cristasa. Una actuación que facilitará el uso de la bici para quienes tienen su trabajo en esa residencia empresarial municipal pero también para los vecinos, el alumnado de los varios centros docentes que hay en el entorno y los usuarios de los equipamientos deportivos, comerciales y de ocio de la zona. Son 330.549,91 euros de presupuesto base de licitación para un trabajo de cinco meses de ejecución. 

A pedales por cuatro calles que pierden aparcamiento. El proyecto de nuevo carril bici se define sobre las calles Toledo, Andes, Mata Jove y Arquitecto Miguel García de la Cruz. La idea es vertebrar la parte Sur del barrio de La Calzada. La alternativa elegida no solo ha tenido en cuenta acercarse a todos esos centros generadores de grandes movimientos. Es también la que menos plazas de aparcamiento obliga a perder, aunque se pierden tanto en Los Andes como en Mata Jove. Son 1.268 metros de carril bici divididos en dos tramos: 1.186 de Príncipe de Asturias al Centro de Empresas y 82 de un ramal que sale del cruce entre Los Andes y Las Industrias para dar servicio al centro comercial La Calzada y el complejo de Vicasa donde se diseña el albergue de peregrinos y un centro de formación de la Agencia Local de Empleo. Excepto en algunos tramos el carril bici tendrá 2,50 metros de anchura. Un dato más. En el tramo de la calle Los Andes entre Panamá y Las Industrias el carril bici ocupará el carril de circulación Este-Oeste, así que se quedará en un vial de un único sentido. Los redactores del proyecto recuerdan que ese cambio forma parte de una modificación de sentidos en todo las calles de las inmediaciones.

Compartir el artículo

stats