Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Es inexplicable», lloran los amigos del ciclista gijonés fallecido en Palencia

Félix Prendes será incinerado esta tarde en el tanatorio de Cabueñes: «Era un hombre alegre, extrovertido y deportista»

Félix Prendes. | LNE

La mala fortuna se cruzó en el camino del gijonés Félix Prendes el pasado domingo mientras disputaba una prueba ciclista amateur en la localidad de Antigüedad (Palencia). El minero jubilado de 60 años, corredor del equipo gijonés Guía Color-Inverse, se salió de la vía mientras competía en el «Trofeo Santiago», una cita de veteranos en la que participaron 113 competidores de entre 30 y 60 años. Prendes perdió el control de su bicicleta en una bajada recta conocida como «La Olla» y salió despedido hacia la base de una señal, provocándole un traumatismo craneoencefálico que causó su fallecimiento.

«Es inexplicable, un palo muy grande», lloraba ayer José Manuel Nosti, director del equipo Guía Color-Inverse, quien lo conocía también por el gimnasio al que solía acudir: «Cuando se jubiló, empezó con la bicicleta. Le gustaba mucho y salía a entrenar con la grupeta. Era muy deportista». Javier Helguera, uno de sus compañeros de equipo, lo recuerda como «un hombre muy alegre y extrovertido». «Aún nos estamos haciendo a la idea», lamenta. Uno de los compañeros que viajó con él hasta Palencia para disputar la carrera se enteró en la línea de meta de lo que había sucedido: «Iba como diez kilómetros delante de él cuando cayó. Me avisó un compañero de carrera que se había producido una caída, pero hasta que llegué a meta no supe nada». Este compañero de equipo esperó en la zona hasta que el servicio médico confirmara la gravedad de la caída: «Era muy hablador con el grupo y muy bromista. Daba gusto estar con él».

El accidente se produjo el pasado domingo a las 12.30 horas en el punto kilométrico 8 de la carretera «PP 14-11». El gijonés iba en el pelotón en el momento en el que perdió el control de su bicicleta. Se calcula que iría a unos 60 kilómetros por hora cuando salió despedido hacia una señal antes de tomar la curva de la bajada, según apuntan miembros de la organización de la prueba que estuvieron en el lugar del siniestro. El golpe le causó la muerte de forma inmediata, según varios testigos. Algunos ciclistas que disputaban la prueba sospecharon que se le podría haber reventando una rueda. El médico de la competición pudo atenderlo en el acto, constatando el traumatismo craneoencefálico que le quitó la vida. El casco del gijonés estaba destrozado por el fuerte golpe. Posteriormente, unidades médicas le trasladaron a Félix Prendes al Hospital Río Carrión de Palencia, donde finalmente se confirmó su fallecimiento. Se trata de una carretera en la que Lance Amstrong ya tuvo una grave caída en 2009 mientras disputaba la Vuelta Ciclista a Castilla y León. El estadounidense tuvo que ser hospitalizado y rompió la clavícula.

Hace dos semanas, el gijonés se había proclamado campeón en su categoría –la de mayores de 60– en Herrera de Pisuerga, un pueblo de Palencia situado a cien kilómetros de Antigüedad, donde el minero jubilado perdió la vida. También salió vencedor en Asturias hace dos semanas en cronoescalada, en Pola de Laviana. Además, la temporada pasada, fue doble campeón de Asturias, en cronoescalada y contrarreloj. Amigos y familiares podrán darle una última despedida a Félix Prendes este martes en la sala cinco del tanatorio de Cabueñes, donde su cuerpo será incinerado a las 16.30 horas. «Desde donde estés sigue dando pedales», indican sus compañeros de equipo.

Compartir el artículo

stats