Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles informarán a sus clientes de la etiqueta ambiental mediante un plan municipal

El Ayuntamiento aconseja a alojamientos, restaurantes y empresas de ocio detallar las restricciones para evitar confusiones a los visitantes

Un joven consulta la información para turistas sobre la etiqueta ambiental, recién estrenada. | Marcos León

“Distintivo ambiental. ¿Qué hacer si eres turista?”. Esa es la pregunta a la que pretende dar respuesta la información específica que, elaboradora desde el área de Movilidad del Ayuntamiento y tramitada a través de los responsables turísticos municipales, se está haciendo llegar a empresas vinculadas al sector turístico para que comuniquen a sus clientes de la obligatoriedad de exhibir la etiqueta ambiental para circular y estacionar en Gijón –aquellos vehículos que tengan derecho a ella–, una medida que entró en vigor el pasado día uno con una gran polémica.

Esta exigencia se incluye en la ordenanza de Movilidad aprobada hace un año, afecta tanto a residentes como a visitantes y su incumplimiento puede conllevar una multa de la Policía Local de 90 euros. El efecto negativo para Gijón como destino turístico ha sido uno de los elementos centrales utilizados por los grupos de la oposición en su crítica a la implantación de esta medida. Minimizar ese posible efecto negativo a partir de dar información a quien esté preparando unos días de asueto en Gijón, el objetivo de esta campaña.

Para hacer partícipes a los visitantes de esta norma sobre la obligatoriedad de exhibir la etiqueta ambiental –que ahora mismo solo se aplica en Gijón, Madrid y Barcelona– se ha elaborado un documento explicativo que desde Visita Gijón se ha colgado en la web gijonturismoprofesional.es y ha sido remitido por correo electrónico a todas las empresas de su base de datos, que son aquellas con la que hay una relación estable a lo largo de todo el año y a las que se notifican todas las noticias sobre la ciudad o el sector que se consideran de su interés.

Una base que incluye empresas de alojamiento, pero también restaurantes, comercios, entidades de turismo activo o equipamientos de referencia en el ocio para quien visita Gijón. Por ejemplo, en la portada de la página web del Acuario de Gijón la reseña sobre la etiqueta ambiental ya aparece de manera visible bajo el epígrafe titulado “Info importante para turistas”.

También maneja la información sobre la etiqueta y sus condiciones el personal del servicio municipal de información turística para poder solventar las dudas que se le puedan plantear. Tanto a nivel presencial para quien ya está en Gijón como por vía telefónica u online para quien prepara su visita. Además de las condiciones generales de la exigencia de la etiqueta ambiental, el documento que se remite desde Visita Gijón especifica que es “recomendable que se facilite esta información a todos los turistas que hagan sus reservas para venir a Gijón”. Y dedica un apartado especial a los vehículos extranjeros. Se deja claro que al no constar en el registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico no pueden lograr el distintivo y “por tanto, están exentos”. En cuanto al aparcamiento en la zona ORA “y en tanto no se habilite otro procedimiento, pueden estacionar sin ninguna restricción, ya que los parquímetros instalados admiten matrículas extranjeras”.

Sin carteles a la vista

Hay que recordar que este junio entró en vigor la obligación de llevar la etiqueta ambiental –si se tiene derecho a ella–, pero desde abril estaba prohibido estacionar en la zona ORA, dentro del horario establecido, a quien carezca de ella. Los parquímetros no dan tiquet de estacionamiento al marcar la matrícula de esos vehículos. Sin tiquet aparcar en esa zona conlleva multa. Se salvan por ahora de esta prohibición los residentes con tarjeta ORA, los vehículos comerciales e industriales con esa misma autorización, los vehículos con la consideración de históricos y los de servicios esenciales.

Esa campaña de aviso a visitantes no incluye, por ahora, la propuesta de instalar paneles de viso a la entrada de la ciudad que Foro Asturias llevó al pasado Pleno y fue aprobada por la mayoría de la Corporación. Votaron en contra los ediles de PSOE e IU, los dos grupos que dan sustento al equipo de gobierno. De hecho, en su intervención plenaria el edil de Movilidad, Aurelio Martín, dejó claro que su concejalía no se encargaría de poner este tipo de señales y que se veía mucho más operativo trabajar en campañas informativas vía online para que los viajeros pudieran manejar esa información antes de encontrarse con un cartel a las puertas de la ciudad.

Compartir el artículo

stats