Importantes reparos técnicos al actual planeamiento urbanístico del paseo del Muro, que data de 2004 y que es vital de cara a acometer la reforma definitiva del paseo prevista por el gobierno local. La secretaria municipal, Inmaculada Fernández Gancedo, ha transmitido a los grupos políticos del Ayuntamiento la conveniencia de modificar este documento debido, entre otras cuestiones, a que carece de memoria económica, apartado que no era obligatorio cuando se aprobó, pero que ahora sí se exige. Esa necesidad de actualización del plan no supone que carezca de vigencia, matiza.

La modificación del plan especial del Muro, que ahora sopesa el gobierno local tras esta advertencia y otras de técnicos municipales, impedirá previsiblemente que las obras de la reforma del eje se liciten en lo que queda de mandato. La tramitación del nuevo documento urbanístico se prolongaría al menos un año. A eso hay que añadir que aún falta la redacción del proyecto que, en caso de partir de cero, podría requerir de otro periodo similar, aunque en este caso los tiempos pueden acortarse si se basa en el anteproyecto municipal para el principal paseo marítimo gijonés. La intención del gobierno local es que la redacción del proyecto se pueda elaborar en paralelo a la del plan especial. Incluso en ámbitos del equipo también hay quien considera que cabría iniciar las obras sin esperar a que concluya la actualización del documento, planteamiento que genera muchas dudas en el PSOE. Varios miembros del gobierno local ya han planteado la posibilidad de que se tenga que redactar un nuevo Plan Especial del Muro.

A los obstáculos del plan especial para acometer la reforma, con una transformación sustancial de ese espacio de la ciudad, se suma ahora su obsolescencia, como la propia Secretaria Municipal ya puso de manifiesto de palabra hace unos días en la comisión de Urbanismo. A continuación, se abrió un debate en el seno de la comisión en el que el gobierno local advirtió de que el carril bici que se habilitó en el Muro bajo el mandato de Foro también incumplía el plan especial del Muro. Además, se indicó que la rotonda deprimida del Piles, construida en la época de la socialista Paz Fernández Felgueroso como alcaldesa, tampoco encaja con el actual planeamiento. Al finalizar las intervenciones de los grupos políticos fue cuando la Secretaria Municipal apuntó que el actual Plan Especial del Muro carecía de memoria económica y además cuestionó que se atenga a otras cuestiones normativas aprobadas con posterioridad a un documento elaborado hace 18 años.

La posible necesidad de actualizar el Plan Especial del Muro no tendrá por que ser un obstáculo, en todo caso, para que Gijón pudiera optar a financiar la obra con cargo a la segunda convocatoria de fondos europeos para zonas de bajas emisiones, dado que para concurrir a la misma no es necesario aportar de mano el proyecto. Otra cuestión son los plazos para tener ejecutada la obra que puedan exigirse y que de incumplirse, en caso que se hubiera concedido ayuda europea, se acabaría viendo recortada por las penalizaciones que aplica la UE por los retrasos en las actuaciones que financia, según explican las fuentes consultadas.

Por otra parte, el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, defendió ayer que proyectar una reforma del paseo del Muro que mantenga el doble sentido de circulación para el trafico rodado permitiría iniciar la obra en este mandato, despejando las “dudas legales” que han llevado al gobierno local a plantearse actualizar el Plan Especial del Muro ante la posibilidad de un juez considerara que no tiene encaje el anteproyecto que entre otros cambios en el paseo contempla dejar un solo carril de servicio para el tráfico.

“El Plan Especial es claro: doble sentido de circulación. La solución es fácil: la obra de reforma debe de recoger este doble sentido de circulación, y con ello se podrían empezar en esta legislatura, eso sí, debe de contar con el máximo consenso posible. El proyecto que se nos presentó recoge ese doble carril, sin embargo, su uso queda restringido a una vía de servicio y un carril bici. Otra vez incumplen el Plan Especial del Muro. Si quieren dejarlo así, debería de modificar el Plan Especial, lo que conlleva unos plazos bastante largos, que obligaría a que no se pudiesen empezar las obras”, apunta Sarasola.

El portavoz de Ciudadanos también rebatió al secretario general del PSOE de Gijón, Monchu García, que considera que no se podría considerar un fracaso acabar el mandato sin iniciar las obras. “Es otro enorme fracaso del gobierno de Ana González”, señala Sarasola, señalando que la “seguridad jurídica” que busca ahora es lo por donde deberían de haber empezado.