Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajadores de El Tallerón de Duro Felguera se manifiestan por el Paseo del Muro de Gijón

"Vemos el futuro muy negro", dice el presidente del comité de empresa

MANIFESTACIÓN DE TRABAJADORES DEL TALLERON DE DURO FELGUERA. JUAN PLAZA

Varias decenas de trabajadores de Duro Felguera Calderería Pesada (El Tallerón) iniciaron a las diez de esta mañana una marcha desde la Plaza Mayor hasta la Feria de Muestras, por la calzada del Muro de San Lorenzo. La protesta se enmarca dentro de una jornada de huelga de 24 horas convocada por el comité de empresa en la instalación industrial, que según el comité tuvo un seguimiento del cien por ciento. La marcha concluye en el recinto ferial Luis Adaro dado que allí se celebrará hoy la Junta General de Accionistas de Duro Felguera. Los trabajadores ya realizaron una primera jornada de huelga, con paros parciales, a finales de mayo. La protesta concluyó a la una de la tarde de hoy, cuando los manifestantes abandonaron la concentración frente al recinto ferial Luis Adaro.

Para iniciar la manifestación, los trabajadores se dirigieron a la Plaza Mayor desde el Tallerón, provocando ya cortes de tráfico a su paso. Frente a la Casa Consistorial hicieron sonar bocinas y lanzaron petardos.

El presidente del comité de empresa de El Tallerón, Javier Rodil, señaló momentos antes del inicio de la marcha que «seguimos movilizándonos para pedir un plan industrial y un plan de futuro; seguimos apostando por esto y mucho más ahora, que hay dinero público en juego. Hay que recordar que son 126 millones de euros los que entraron el año pasado, seis de ellos son del Principado de Asturias». 

El presidente del comité de empresa señala que los trabajadores «vemos el futuro muy negro, cada vez peor, la empresa sigue diciendo que ese plan industrial, que prometió el año pasado que iba a hacer en otoño, que sigue la propuesta de sentarse a negociarlo y debería de estar ejecutándose, que es lo que pedimos. Hay que darle futuro a esto, que no lo dejen morir y seguir apostando por la industria asturiana», agregando que temen que si no se acometen inversiones y se rejuvenece la plantilla, El Tallerón corre el riesgo de desaparecer «aunque tengamos cartera de trabajo, esto puede acabar muriendo», dice.

Javier Rodil señala que «la cuestión salarial es accesoria» como reivindicación de los trabajadores, recordando que la plantilla lleva con el sueldo congelado desde 2017, por lo que reclaman incrementarlo conforme a subido el IPC desde entonces, antes las grandes subidas del IPC en 2021 y la prevista en 2022. Los trabajadores rechazan la propuesta de la dirección de ligar los incrementos salariales «a la producción, que no depende de nosotros, si no de su gestión».

El planteamiento de los representantes sindicales contrasta con el de la dirección de Duro, que ha venido señalando que «la compañía ha trasladado a la representación de los trabajadores una propuesta sólida que denota su compromiso y apuesta por el futuro de El Tallerón con un plan de inversiones y de mejora de las instalaciones y equipos, así como con una plan de rejuvenecimiento y potenciación del talento joven, con un programa de formación y desarrollo del equipo».

Desde la dirección de Duro se añade que «en las circunstancias actuales de la compañía, y con una situación comprometida debido a múltiples variables que han afectado al plan de negocio de Calderería Pesada, como el impacto de la guerra en Ucrania, la incertidumbre en proyectos, la inflación y el incremento de costes en suministros, la compañía tiene la obligación y responsabilidad de seguir una política de moderación salarial y establecer medidas que ayuden a mejorar nuestra productividad y competitividad en el mercado para dar un futuro sostenible al Tallerón».

Por ese motivo, agregan desde la dirección de Duro Felguera, «hemos diseñado un plan macro que persigue ante todo mejorar en competitividad y en atender las necesidades más urgentes e importantes para nuestra plantilla: compromiso con las personas y la empleabilidad, inversiones y mejoras en las instalaciones adecuando las condiciones salariales a una alternativa que nos ayude a ser más competitivos».

Compartir el artículo

stats