Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra del nuevo aula didáctica del Botánico empezará tras el verano

La remodelación del espacio ocupado ahora por la cafetería permitirá albergar talleres y actividades para escolares los días de mal tiempo

Por la izquierda, Aurelio Martín y Jeremías Sampedro, durante la presentación del proyecto para el aula didáctica del Jardín Botánico de Gijón.

El concejal de Medioambiente y el arquitecto Jeremías Sampedro, presentaron hoy el proyecto para transformar la cafetería del Jardín Botánico en un aula didáctica, para realizar en la misma, en especial los días con mal tiempo, talleres y actividades con los miles de alumnos que cada año visitan el Botánico. El presupuesto para esa transformación es de 139.297 euros, con un plazo de ejecución de cuatro meses. Los pliegos para la licitación están prácticamente ultimados y se prevé que, y los trabajos comenzarán una vez que se abra y concluya el proceso de contratación, un inicio de la obra que en todo caso se producirá después del verano.

«Una de las cosas en las que más hemos insistido en el Botánico es todo lo que tiene que ver con la educación y divulgación ambiental», explicó Aurelio Martín, quien calificó de «muy bueno, muy versátil, que permite adaptarse a las diferentes edades y circunstancias, uniendo la parte exterior e interior», el diseño que ha hecho el arquitecto Jeremías Sampedro.

Entre los cambios previstos están la eliminación de barreras arquitectónicas y también crear un almacén, ganando así versatilidad para ese espacio, ya que se podrá instalar en el aula mobiliario adaptado a la edad de los alumnos que vayan a realizar la actividad en cada momento «porque no es lo mismo tener un crío de 5 años que uno de 12, con l que se puede adaptar el mobiliario en cada ocasión», señaló el edil.

Jeremías Sampedro explicó por su parte que la transformación que ha planteado de ese espacio ubicado en el centro del Botánico es «una intervención quirúrgica, en zonas muy concretas, teniendo mucho cuidado con la accesibilidad».

El Ayuntamiento tiene en marcha otros dos proyectos en el Botánico, uno de ellos ya preparado y que se prevé que esté ejecutado en lo que queda de mandato, como es otras reformas pendientes, como es el herbolario y el banco de semillas. El otro es la nueva cafetería «que tendrá acceso desde el exterior, cerca de donde ahora están las taquillas para entrar al Botánico que probablemente también se tendrán que resituar» y que puede llegar a licitarse en este mandato, pero no dará tiempo a que se complete la obra, agregó Martín.

Compartir el artículo

stats