Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha sin pausa para frenar el cáncer

"El colapso de la sanidad por la pandemia traerá consecuencias a medio y largo plazo sobre los diagnósticos", asegura Carmen Artime, de la AECC

Por la izquierda, Carmen Artime, Marga Collado, Marga Fuente, María Llaneza, Mabel Núñez y Rafael Vigil, durante el homenaje. | JUAN PLAZA / ÁNGEL GONZÁLEZ

El colapso sanitario de los últimos años a causa de la pandemia tendrá consecuencias a medio y largo plazo sobre los diagnósticos de cáncer. De esta forma lo explica Carmen Artime, presidenta de la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Gijón: "Muchos no se llegaron a hacer a tiempo debido a los retrasos y en el cáncer el tiempo el fundamental, ya que influye mucho del estadio en el que se parta". Además, las solicitudes para el programa de atención psicológica que ofrece la AECC, tanto para enfermos como para familiares, aumentó un veinte por ciento en Asturias lo que va de 2022. "Esto se debe a que nuestros programas tienen cada vez más visibilidad entre la población, además de que este tipo de ayuda cada vez es más demandada", desarrolla Artime.

En el caso del Principado, la presidenta de la junta gijonesa recuerda que "en el cribado de colon ha habido un año de retraso". Una demora que a su juicio tendrá consecuencias directas sobre futuros diagnósticos de cáncer: "Es tan importante la prevención como la detección precoz de la enfermedad". Es por ello que los nuevos retos de la asociación pasan tanto por la divulgación de los buenos hábitos de vida como por el impulso de la investigación. "La mitad de los diagnósticos de cáncer se podrían evitar con una vida saludable". Asimismo, Carmen Artime subraya que el reto fundamental de la AECC es "lograr la equidad frente al cáncer".

Marcha motera en favor de la asociación.

Para impulsar estos desafíos, la Asociación Española Contra el Cáncer organizó el pasado viernes la sexta edición de su cena benéfica –en el Hotel NH de Gijón– a la que acudieron 228 personas. "Es un récord de asistencia. Fue un éxito rotundo", celebró Artime, quien calcula que durante la velada se vendieron más de 5.000 rifas y los 37 regalos donados por comercios locales y entidades colaboradoras, además de recaudar los 50 euros que cada uno de los asistentes pagó por el cubierto. Todo el dinero obtenido durante la velada, la primera celebrada por la delegación asturiana de la AECC desde el estallido de la crisis sanitaria, irá destinado tanto a la investigación del cáncer como a cubrir los costes de los servicios que ofrece la asociación de forma gratuita. A eso se suman muchas iniciativas propias, como campañas de concienciación o recogidas de dinero en las tradicionales huchas, sin olvidar eventos a beneficio de la causa, como la carrera contra el cáncer de mama o una marcha motera por Gijón celebradas este año.

Lucha sin pausa para frenar el cáncer

En Asturias cuentan con una plantilla de tres psicólogos, dos técnicos de prevención, un logopeda, dos trabajadores sociales y tres administrativos. Durante la cena benéfica también hubo espacios para reconocer el trabajo de Margarita Fuente, expresidenta provincial de la AECC; y a Margarita Collado, exvicepresidenta. "Han hecho un trabajo encomiable. En 2013 éramos 220 socios en Asturias y ahora somos 14.800", alaba Carmen Artime, la encargada de glosar sus respectivas trayectorias durante los ocho años que estuvieron al frente de la asociación. De igual modo, la velada también sirvió para darle la bienvenida a la nueva presidenta provincial, Yolanda Calero, quien a pesar de haber tomado posesión del cargo a principios de año no había tenido la posibilidad aun de coincidir en actos públicos con el resto de la entidad.

Lucha sin pausa para frenar el cáncer

La Asociación Española Contra el Cáncer seguirá, aseguran, trabajando sin descanso, tanto en Asturias como el resto del país, por ganar la lucha a la enfermedad con su labor de prevención, servicios de ayuda y organización de actos benéficos para impulsar económicamente la investigación. En este sentido cabe destacar que bajo el lema "Folixa, así sí", el Conseyu de la Mocedá de Gijón comenzó la semana pasada con su ya habitual campaña estival de sensibilización para fomentar el ocio seguro. Entre las novedades de esta iniciativa, la entidad juvenil se ha aliado con la AECC con el objetivo de captar a un público más joven que, debido a la edad, generalmente no suele estar concienciado del riesgo que pueden suponer para su salud los hábitos no saludables.

Compartir el artículo

stats