Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un informe jurídico avala el rechazo de Gijón al cambio de la ley de Cámaras

La organización y financiación del consejo se decidiría por mayoría | El Principado se reunirá con los tres entes regionales para lograr un acuerdo

Entrada principal del recinto ferial Luis Adaro, que gestiona la Cámara de Comercio de Gijón. | Juan Plaza

Un informe encargado por la Cámara de Comercio de Gijón al bufete Nor Abogados concluye que el proyecto de modificación de la ley de Cámaras del Principado de Asturias "altera de forma substancial la propuesta realizada de forma consensuada por las tres cámaras asturianas" al Gobierno regional. Este análisis jurídico es en el que el presidente de la Cámara de Gijón, Félix Baragaño, basa su rechazo a la creación del consejo de cámaras tal como lo plantea el Principado, propuesta a la que no ha puesto reparos la Cámara de Comercio de Oviedo.

Las cámaras de Gijón, Oviedo y Avilés habían remitido en diciembre una propuesta al director general de comercio del Principado, Julio González Zapico, para crear el consejo de cámaras, regular el Plan Cameral de Asturias (para establecer actuaciones y colaboración de la administración pública y corporativa, con dotación financiera) y articular el voto electrónico en las elecciones internas. La modificación de la ley de Cámaras que propone el Principado aborda esas cuestiones, pero con cambios en el texto pactado por las tres cámaras. El Principado y el presidente de la Cámara de Oviedo, Carlos Paniceres, consideran meramente "técnicos" los cambios. Baragaño, que preside la cámara que gestiona el recinto ferial Luis Adaro, estima que los cambios son de calado y negativos. Lo hace en base al informe de Nor Abogados.

Según el informe, el proyecto del Principado cercena la autonomía de las tres cámaras, que se salvaguardaba en la propuesta remitida por estas al Principado. Nor Abogados señala que el nuevo texto "elimina tanto la alusión nominal a las cámaras existentes como la referencia al ‘respeto a los ámbitos funcionales’ y sustituye el sistema de adopción de acuerdos por consenso de las tres cámaras por uno por mayoría, permitiendo adoptar decisiones en contra de la voluntad de una de las cámaras. El informe también indica que la propuesta del Principado diseña un consejo que está por encima de las cámaras, ya que en vez de coordinar actuaciones consensuadas por estas, pasa a "coordinar las actuaciones comunes del conjunto de las cámaras".

En cuanto al Plan Cameral Autonómico, se reduce a solo dos miembros la comisión de seguimiento. Además, añade el informe, se elimina el esquema de organización que sugerían las cámaras para el consejo, sustituyéndolas por la aplicación del régimen jurídico de las propias cámaras, con lo que "se incorpora un sistema regulatorio previsto para corporaciones de primer nivel". Además, se deja abierta la regulación del régimen interior del consejo, que se desarrollaría una vez aprobada la modificación de la Ley y aplicando un sistema de mayorías; esto es, dos de las cámaras podrían imponer a la tercera el funcionamiento del consejo de cámaras, así como la financiación del mismo, cuestiones que en el texto remitido al Principado ya se concretaban conforme a lo pactado por las tres cámaras de comercio.

El informe dice que "el texto propuesto desde la Administración autonómica resulta opuesto al que las cámaras asturianas plantearon" con cambios esenciales, "dado que lejos de garantizar la autonomía cameral y la conservación del marco competencial preexistente, configura un escenario claramente distinto".

Reacciones políticas

Desde la Consejería de Promoción Económica se apuntó ayer que "cualquier discrepancia en relación con la propuesta de reforma de la ley de cámaras se va a abordar próximamente en una reunión del director general de Comercio, Julio González Zapico, con los secretarios generales de las corporaciones de derecho público, con el objetivo de llegar, como siempre ha sido nuestra voluntad, al máximo consenso en una modificación legal que las propias cámaras solicitaron".

El gobierno local de Gijón declinó ayer pronunciarse respecto al rechazo de la Cámara de Comercio a la propuesta de modificación legal, dado que "es un asunto de las Cámaras que está llevando el Principado", señaló la portavoz del ejecutivo municipal, Marina Pineda, quien recordó que el Ayuntamiento siempre ha respaldado a la Cámara y a la actividad ferial.

El portavoz municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, opinó que "la defensa de la autonomía local de la Cámara es vital para el desarrollo de actividades" económicas y sociales, como la Feria, y abogó por un "consenso" para la modificación legal. Por su parte, el portavoz municipal de Foro, Jesús Martínez Salvador, indicó que "defendemos la propuesta consensuada de las tres Cámaras de Comercio en los exactos términos que acordaron elevar al Principado".

A su vez, la portavoz de Podemos-Equo, Laura Tuero, señala que "hay que recordarle a Adrián Barbón que tiene el deber de gobernar para toda Asturies, así que no puede ignorar a la Cámara de Gijón y sus demandas". Desde el PP, su portavoz municipal, Ángela Pumariega, señaló que "creemos que la nueva ley se debe de formular bajo consensos y con respeto a la autonomía de cada una de las entidades". El portavoz de Vox en la Junta General, Ignacio Blanco, abogó por "la fusión de las cámaras".

Compartir el artículo

stats