Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lonja factura 14,78 millones de euros en el primer semestre, más que en todo 2020

La rula gijonesa, aupada por los altos ingresos por el bocarte, cerrará el año como uno de los dos mejores de su historia junto a 2021

Descarga de bocartes en la lonja el pasado abril. | Marcos León

¿Conseguirá batir este año Lonja Gijón Musel el récord de facturación que alcanzó en 2021 con 27,74 millones de euros? Bata o no ese récord, la cancha gijonesa cerrará 2022 con un magnífico resultado que, en el peor de los casos será el segundo mejor de su historia sólo por detrás del cosechado el año pasado. De hecho, con los 14,79 millones de euros que alcanzó la lonja gijonesa en el primer semestre del año ya se ha superado la cifra del que hasta ahora había sido el segundo mejor año de su historia, 2020.

El año 2020 había sido hasta ahora el segundo mejor de la lonja gijonesa en cuanto a facturación, con 14,70 millones de euros, superando los 13,13 millones que se habían alcanzado en 2013 y los 13,06 millones fruto de las pujas de 2015, los siguientes con mejores resultados económicos en unas instalaciones que en los restantes ejercicios sólo lograron superar en algunas ocasiones los once millones de euros.

Salvo en 2013 en el que el resultado tuvo que ver con otras especies, en los demás años citados las elevadas facturaciones se debieron fundamentalmente a la costera del bocarte, que ha desplazado a un segundo lugar a la que históricamente había venido siendo la campaña reina en la cancha gijonesa, la del bonito.

Así, de los 14,79 millones de euros facturados entre enero y junio de este año, 9,03 millones proceden de las ventas de 2,89 millones de kilos de bocarte, pesquería que aún está abierta en el Cantábrico al no haberse consumido aún toda la cuota disponible. Está por ver cómo acaba la costera del bonito recién iniciada, que sólo en junio ya facturó 650.000 euros, con 94.500 kilos rulados, pero el hecho de que en todo 2021 las ventas de bonito sumaran 3,65 millones de euros dejan ver que volverá a ser este año la principal campaña de la rula gijonesa.

De los 27,74 millones de euros facturados en las subastas de 2021, 15,40 millones procedieron de los 7,43 millones de kilos de bocarte y de los 14,70 millones de euros de 2020, 5,80 se debieron a los 4,04 millones de kilos de bocarte rulados. En 2015 los 1,51 millones de kilos de bocarte descargados en Gijón aportaron 5,36 millones de euros.

Compartir el artículo

stats