Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paseo de Areces se llena de curiosos: "Hizo mucho por transformar la ciudad"

Decenas de gijoneses se fotografían junto al monolito en memoria del exalcalde: "Gustará más o menos, pero tuvo un proyecto para Gijón"

El monolito a Vicente Álvarez Areces, junto a la playa de Poniente. | Juan Plaza

"Era muy buena persona y muy cercano". La frase la pronunció ayer Roberto Robles, en referencia a Vicente Álvarez Areces. Robles fue uno de los muchos gijoneses que caminaron durante la calurosa mañana por el entorno de la playa de Poniente, por el paseo que ahora lleva el nombre del que fuera alcalde de la ciudad, presidente del Principado y senador. Este homenaje, impulsado por un grupo de amigos, tuvo lugar hace dos días con la presencia del presidente del Principado, Adrián Barbón, y la alcaldesa, Ana González. "Es un homenaje muy cercano, en un lugar que él cambio", apuntaron ayer varios paseantes.

"No hay nombre más relevante para llamar a un lugar tan conocido", afirmó Robles, tras pararse varios segundos delante del monolito que recoge el nombre de Vicente Álvarez Areces. Iván Fernández, otro de los que paseó ayer por la zona de Poniente, reconoció la importancia de los años de Areces como primer edil gijonés. "La ciudad cambió a raíz de su mandato, aunque a unos les guste más que a otros", argumentó. Fernández elogió la labor del exregidor en el Consistorio. "Fue importante. Desarrolló mucho su proyecto de Gijón, que cambió como comunidad", añadió.

El homenaje a Areces estuvo cargado de simbolismo. No solo porque se hizo coincidir con el inicio de la Semana Negra, el certamen literario que ayudó a impulsar, sino también porque el monolito en su memoria está en Poniente, una zona en la que la mano de Areces fue muy importante para que sea el lugar que es hoy: uno de los puntos más visitados por los gijoneses y por los turistas. "A mí me ha parecido una medida estupenda, él hizo todo esto y es quien se merece el homenaje", apuntó Marina Martínez, otra vecina de la ciudad, que ayer salía de la playa de darse un baño. Aunque matizó que los temas políticos "dependen del punto de vista y no siempre todos están de acuerdo con lo mismo".

El acto de homenaje del pasado sábado tuvo momentos muy emotivos, como el discurso de la viuda del político, Soledad Saavedra, quien aseguró en su discurso que ese lugar será "un lugar de sentimientos para todos los que le conocieron y quisieron". También habló el que fuera presidente de la Federación de asociaciones vecinales de Gijón, Juventino Montes, que habló en representación del nutrido grupo que impulsaron en enero de 2021 este homenaje apadrinado también por la Autoridad Portuaria. Lleva en pie apenas dos días, pero ya hay gente que se acerca el homenaje, algunos móvil en mano, para sacarle una foto que sirva de recuerdo.

Además de los que lo ven con buenos ojos, hay otros con otro punto de vista, como Daniel Arobes. "No hizo las cosas mal, me parece bien, pero siempre ponen a los mismos", afirmó un gijonés, que puso como ejemplo la negativa municipal a conceder una estatua al actor Arturo Fernández. "Para mí, fue uno más. Aunque no está mal que se le recuerde", valoró Antonio de la Cruz. Aunque fueron más los que aplaudieron la impronta de Tini. "Le llegué a conocer en persona, siempre fue una figura muy querida y me parece perfecto que se le haya homenajeado", afirmó, por su parte, Conchi Martínez, vecina de Las Cuencas, satisfecha por comprobar que Areces es eterno en Poniente.

Compartir el artículo

stats