Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra de la piscifactoría de El Musel empezará en enero y durará dos años

La empresa recurrirá a proveedores locales para ejecutar una inversión de 12,2 millones, que corresponde a una fase inicial de dos edificios

Una vista general de la explanada de La Figar, que ocupará en parte la piscifactoría. Marcos León

La obra de la primera fase de la piscifactoría de lenguados de El Musel, que promueve la empresa Aquacria La Figal, del grupo Sea Eight, comenzará en enero del próximo 2023 y se prolongará durante dos años, aunque antes de que concluyan esos trabajos ya se habrá iniciado el engorde de las primeras remesas de pescado. Los procedimientos administrativos para desarrollar esta actividad económica se prevé que estén completados con tiempo de sobra para los plazos de puesta en marcha de la explotación que se tiene marcados la empresa.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Gijón otorgó el pasado 30 de junio la concesión por 30 años de los 9.890 metros cuadrados en la explanada de La Figar, en El Musel, para la construcción y posterior explotación de la piscifactoría, así como la concesión durante un plazo máximo de dos años de otros 3.553,65 metros cuadrados para la ejecución en ese plazo de la traída de energía eléctrica y las de captación y vertido al mar del agua.

Se dio así un nuevo paso administrativo que se suma al que el año pasado supuso la superación de la tramitación ambiental a un proyecto que incluye sistema de depuración del agua que captará para sus tanques de engorde como para las que verterá a El Musel y con una tecnología de recirculación de agua que minimizará tanto el volumen de agua captada como la vertida.

La obtención de la licencia de actividad, que le corresponde otorgar al Principado, se estima que será inminente y posteriormente la empresa tramitará la licencia de obra con el Ayuntamiento de Gijón.

La previsión es que a finales de septiembre se lance el proyecto de ingeniería de detalle y que entre octubre y noviembre la empresa comience la selección de proveedores locales para ejecutar la obra, que en el caso de la primera fase de la piscifactoría consistirá en dos edificios que sumarán una superficie total construida de 11.607 metros cuadrados, de los que 10.279 serán del edificio que albergará los tanques de engorde, edificio con sótano, planta baja y primera. Las mismas plantas las tendrá otro edificio auxiliar, para oficinas, de 1.328 metros cuadrados.

Aunque la obra se prolongará durante dos años, el engorde de las primeras remesas de lenguados comenzarán antes de que concluyan. La previsión es que a mediados de 2024 ya llegue a la piscifactoría de El Musel la primera remesa de alevines de 20 gramos procedentes del criadero que "Sea Eight" tiene en Póvoa de Varzim (Portugal), en el que el grupo está actualmente acometiendo las inversiones necesarias para aumentar su capacidad de cría, precisamente para atender las necesidades de su planta de engorde de El Musel, que será la cuarta instalación piscícola de un grupo que cuenta con dos centros en Portugal y uno más en Galicia. Esa primera remesa de alevines estará lista para su venta al cabo de año y medio de engorde.

La introducción de alevines se hará de forma paulatina, para poder tener una producción regular en el tiempo. De hecho, se tardará unos siete meses en ocupar la mitad de la capacidad de los tanques de la instalación.

Con esta primera fase, Sea Eight creará 24 puestos de trabajo en su piscifactoría de El Musel, con una previsión de producción anual de 430 toneladas de lenguado. El proyecto contempla la instalación posterior, en un plazo de seis años, de otros cinco módulos similares al inicial, con lo que la inversión conjunta de todo el proyecto alcanzará los 73 millones de euros y la creación de 145 empleos, con una producción anual prevista de 2.600 toneladas de lenguado, más del doble de las 1,000 toneladas de producción anual que tienen en conjunto las actuales piscifactorías del grupo en Galicia y Portugal.

El sistema de cría de lenguados planteado por Aquacria La Figal está diseñado como un proceso sostenible que no interfiere con el medio marino, en especial por el proceso de tratamiento y reciclado del agua, que supondrá que la piscifactoría necesite captar sólo el 3% del agua que precisaría una instalación convencional.

En esta primera fase el edificio albergará 96 tanques de engorde de lenguados de 42 metros de largo por metro y medio de ancho.La captación del agua se hará frente a la parte exterior del dique del puerto deportivo de Marina Yates, a pocos metros del mismo, y los vertidos del agua una vez depurada se efectuarán en el primer tramo del Muelle de La Osa, en el interior de El Musel.

Compartir el artículo

stats