Rechazan la súplica de uno de los condenados del "caso Germán" para evitar la cárcel

El tribunal, que aún no se ha pronunciado sobre los otros tres implicados, asevera que Imad Ashaini debe cumplir el resto de la pena impuesta

Imad Ashaini, a la derecha, junto a Yeray Rodríguez, entrando en el palacio de justicia. | M. L.

Imad Ashaini, a la derecha, junto a Yeray Rodríguez, entrando en el palacio de justicia. | M. L. / I. PELÁEZ

I. Peláez

I. Peláez

Nuevo revés para los condenados en el "caso Germán". La sección octava de la Audiencia acaba de rechazar el recurso de súplica presentado por Imad Ashaini, que en su día pasó casi dos años de prisión preventiva, para evitar su regreso a la cárcel a cumplir el resto de la condena impuesta. El tribunal, no obstante, todavía no se ha pronunciado sobre los otros tres condenados por la agresión a Germán Fernández en la madrugada del 14 de julio de 2017, pero nada hace pensar que vayan a correr distinta suerte, puesto que la sentencia se fundamenta en que los cuatro actuaron "por un ánimo común de mera diversión".

Imad Ashaini, al igual que Yeray Rodríguez y Jorge Álvarez, llegaron a un acuerdo con el Ministerio Fiscal y la acusación particular, que ejercía la familia de Germán Fernández, para asumir cuatro años de cárcel y evitar el juicio (se enfrentaban doce años de prisión). Ese pacto estaba supeditado al pago de una indemnización de 300.000 euros para sufragar las atenciones que requiere el camarero gijonés, que quedó impedido para vivir de forma independiente, según el informe de los forenses. El cuarto implicado, Rubén Álvarez, que reconoció ser el autor del único puñetazo que recibió Germán Fernández aquella madrugada, pactó cinco años de cárcel frente a los catorce que afrontaba.

Los cuatro implicados, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, solicitaron, una vez que la sentencia adquirió firmeza, la suspensión de sus respectivas condenas para evitar su ingreso en el Centro Penitenciario de Asturias, toda vez que prácticamente habían cumplido la mitad de la misma. Sus argumentos fueron que no eran delincuentes habituales, que tras lo ocurrido han reconducido sus vidas lejos de la delincuencia, demostrando un buen comportamiento desde la salida de la cárcel (alguno hasta comenzó a trabajar) y que se encontraban bajo la adicción a drogas y alcohol cuando ocurrió la trifulca en Fomento. Además, que también estaban abonando la responsabilidad civil.

A esa suspensión se opusieron el Ministerio Fiscal y la acusación particular, a pesar del pacto que existía con las defensas. Al final, la Audiencia desestimó esas peticiones al entender que actuaron "por mera diversión" cuando se perpetró el ataque al camarero gijonés y no por la influencia de ninguna adicción. Pero contra ese auto cabía interponer recurso de súplica, algo que hicieron todos los condenados. Hace solo unos días, la Audiencia resolvió que desestimaba el recurso de Imad Ashaini, como así se notificó a las partes implicadas en el procedimiento.

A la espera

Los otros tres jóvenes implicados, Yeray Rodríguez, Jorge Álvarez y Rubén Álvarez todavía no han recibido su correspondiente notificación. De esta forma, podría no llegarles ese auto hasta el mes de septiembre dadas las condiciones del mes de agosto. ¿Les quedan opciones para evitar el ingreso en prisión? No está claro. Pese a que el auto de la Audiencia señala que no cabe recurso, fuentes consultadas explican que hay una sentencia del Supremo que abre la vía a reclamar esa súplica ante una instancia superior.

Suscríbete para seguir leyendo