Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Cándido Viñas, cura de Tremañes durante más de cuatro décadas

Fue uno de los primeros curas obreros de España: "Deja un vacío en todo el barrio"

Candido Viñas, en 2018 ANGEL GONZALEZ

Tremañes, de luto. Cándido Viñas, quien fuera párroco del barrio durante más de 40 años hasta su retiro en el 2018 falleció esta mañana en la localidad vallisoletana de Villagarcía, donde residía desde hacía algunos años. Viñas, muy querido por todos los vecinos, fue uno de los primeros curas obreros de España. Jesuita, impulsó la lucha colectiva del barrio al que llegó en 1970. "Deja un vacío enorme no solo en la parroquia, sino también en todo el barrio. Siempre estaba para todo", aseguró Carmen Fernández, la presidenta de la asociación de vecinos "Evaristo Valle" de Tremañes.

Viñas se ganó el cariño de todos. Fruto de ello, la parroquia le rindió una gran despedida en octubre de 2018, cuando se jubiló. El homenaje fue el que se merecía y fue fiel a su personalidad: sencillo y emotivo. No hubo grandes fastos ni grandes regalos, pero le entregaron el mejor de los presentes: el cariño concentrado de decenas de fieles apiñados en el templo de San Juan Bautista para ofrecerle un largo aplauso en pie, resumen de lo que se merece toda una vida de entrega y dedicación. Se marchó, de aquella con 84 años, a cubrir la última etapa de la vida a la Villagarcía de Campos que lo vio nacer, allá en la llanura de Valladolid. Comenzó como colaborador del recordado José María Díaz Bardales. Además, desde el 2013, el parque de Tremañes lleva su nombre. Una muestra más del inmenso cariño que el jesuita generó en su larga trayectoria.

Compartir el artículo

stats