Las prometidas obras de mejora en los colegios Santa Olaya y Alejandro Casona para mejorar su accesibilidad y permitir la entrada adaptada de personas con movilidad reducida acaba de salir a licitación por 137.383 euros. Las labores, sencillas en ambos casos, se proyectan para unos dos meses de obras.

El Alejandro Casona invertirá 75.935 euros en eliminar sus barreras arquitectónicas. El objetivo principal es salvar una altura de más de un metro en la entrada principal, un escollo que se sorteará con un sistema de rampas separado de un nuevo acceso con dos grupos de peldaños. La entrada adaptada se edificará en un área ajardinada, así que las labores implicarán varios movimientos de tierra y la renovación de parte de la acera que linda con el colegio.

El Santa Olaya, por su parte, requerirá de 61.448 euros para hacer accesibles su entrada principal y su acceso al patio de recreo. El centro ya cuenta con rampas en ambos espacios, pero su inclinación no cumple con la normativa vigente, así que tienen que ampliarse. Se instalarán, además, pasamanos en los tramos de escalones que se mantengan, para facilitar su paso.