Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos mujeres detenidas tras un nuevo golpe policial al robo de viviendas en Asturias

Las investigadas, croatas e integrantes de un grupo criminal itinerante, cometieron once asaltos a casas de Gijón y Oviedo

Objetos intervenidos por la Policía Nacional.

Dos mujeres de nacionalidad croata, de 28 y 43 años, integrantes de un grupo criminal itinerante especializado en el robo de viviendas, han sido detenidas en Gijón por la presunta comisión de once presuntos asaltos cometidos entre marzo y agosto en viviendas de la ciudad y Oviedo. El arresto de las dos investigadas se produce en el marco de la “operación Hórreo”, puesta en marcha por la Policía Nacional, de forma coordinada entre comunidades, para hacer frente a los robos en viviendas perpetrados en casas por bandas itinerantes y que en Gijón ha permitido este año el arresto al menos de seis personas.

La nueva investigación arrancó después de producirse tres robos en la ciudad de Pontevedra. Su proximidad con Asturias puso en alerta a los agentes de la región, pues este tipo de grupos van recorriendo los distintos territorios. Fue en Gijón donde se detectó la presencia de estas dos mujeres, con antecedentes por delitos contra el patrimonio. En concreto, explican desde la comisaría de El Natahoyo, se ha podido determinar la existencia de once denuncias formuladas en las comisarías de Oviedo y Gijón por robos sufridos en viviendas de las zonas más céntricas de estas localidades, perpetrados entre los meses de marzo y agosto, El modus operandi era el mismo. Las dos mujeres “accedían a los domicilios utilizando diferentes técnicas para la manipulación del bombín de la cerradura, dándose como característica principal en todos ellos la falta de daños visibles, así como el poco desorden que causaban en el interior, lo que hacía que algunas víctimas tardaran tiempo en darse cuenta del robo sufrido”, detallan las mismas fuentes.

Los controles policiales permitieron cercar a las dos sospechosas cuando se encontraban a punto de subir en un vehículo aparcado en un parking público del centro de Gijón. Tras el registro practicado con el arresto, los agentes hallaron entre sus pertenencias 485 euros en efectivo, tres teléfonos móviles de segunda generación y dos bolsos con ropa. Igualmente, tras revisar el vehículo que utilizaban con placas de matrícula española, se hallaron en su interior: destornilladores, guantes y diversos útiles para cometer robos.

La investigación policial continúa abierta para determinar el origen de todos los efectos intervenidos, así como la posibilidad que existan más denuncias por hechos similares en viviendas donde los dueños aún no se han percatado del robo. 

El pasado mes de julio dos hombres, naturales de Georgia, fueron detenidos también en Gijón por la Policía Nacional después de perpetrar nueve robos en viviendas. Y en el mes de abril de este año, una pareja, también de Europa del Este, fue detenida por los mismos delitos

Compartir el artículo

stats