Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis interna divide a históricos militantes socialistas

Algunos ponen de ejemplo el "exitoso" nombramiento de Areces y otros preguntan si la dirección dimitirá si no hay firmas

Eleuterio Bayón hace entrega a Vicente Álvarez Areces del bastón de mando como Alcalde de Gijón

La situación que vive el PSOE de Gijón, con un sector de la militancia que cuestiona abiertamente la continuidad de la alcaldesa, Ana González, como la candidata para revalidar la Alcaldía en 2023 está provocando reacciones divergentes entre veteranos militantes de la Agrupación Socialista. Algunos de estos antiguos cargos con largo tiempo de militancia y experiencia a sus espaldas chocan tanto en el fondo como en las formas que se están aplicando para llegar a unas primarias. Hay quien incluso compara el proceso con la histórica asamblea del PSOE en la Universidad Laboral en la que los afiliados optaron por Vicente Álvarez Areces frente a José Manuel Palacio, entonces regidor.

Ese es el caso de Jesús Morales, secretario general del PSOE de Gijón cuando en 1987 los afiliados decidieron elegir a Álvarez Areces como su candidato a la Alcaldía en lugar de a quien ostentaba el cargo, José Manuel Palacio. Morales encuentra paralelismos entre lo que entonces aconteció y lo que ocurre ahora en el partido. "Entonces, algunos pensamos que podía haber una mejora en el Ayuntamiento cambiando de candidato. Y gracias a esa decisión arriesgada, Gijón tuvo durante doce años al mejor alcalde de España. Fue un éxito", opina. El exconcejal apunta que él va a firmar ahora para que haya primarias y considera que "decir que la democracia interna es perjudicial para la imagen del partido es absolutamente falso". "Todo el mundo debería de apoyar que haya primarias para elegir al mejor candidato y decir que eso es generar ‘barullo’ y nos va a perjudicar es estar diciendo que es negativo utilizar un método democrático", subraya.

Para otro exsecretario general de los socialistas gijoneses, José Manuel Sariego, "un procedimiento establecido y regulado en los estatutos no es un ‘barullo’, es una opción perfectamente válida". Además, opina que "no hay por qué rasgarse las vestiduras" porque la ejecutiva local que lidera Monchu García "quiera establecer un procedimiento" para la recogida de esas firmas. Y destaca que Adrián Barbón, líder de la FSA, siempre se manifestó como un defensor de las primarias.

En sentido contrario se pronuncian otros veteranos del partido en Gijón. Pedro Alberto Marcos no cuestiona que quien quiera promueva la recogida de firmas, pero critica los "desaforados" ataques a la Alcaldesa. "Saltan cada cinco minutos con exabruptos. La derecha aplaude con las orejas viendo lo que se está haciendo desde la dirección del PSOE de Gijón. ¿Si todo este montaje de propaganda que están haciendo acaba mal, van a dimitir?", se pregunta.

Para el exconcejal Justo Vilabrille es "un despropósito que una ejecutiva que tiene que mediar y propiciar el diálogo haga maniobras extrañas para pedir primarias cuando tenemos una alcaldesa". "Se nos lleva a una situación que no sé qué consecuencias puede tener, pero que en absoluto serán buenas", remata.

El también exedil Manuel Muruais está "sorprendido" por lo que está aconteciendo. Tras defender el derecho de un grupo de militantes a intentar forzar primarias, se muestra "radicalmente en contra del trasfondo y del espectáculo que se está dando desde la comisión ejecutiva públicamente". "Es la que está haciendo el juego claramente de apoyo a las primarias, aunque hayan aparecido tres mosqueteros", indica, en referencia a los seis veteranos militantes que formalmente son quienes han pedido abrir el proceso de recogida de firmas para promover que haya primarias.

Compartir el artículo

stats