Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Madrugadores para coger un buen sitio

Gijoneses y turistas abarrotan el paseo del Muro para no perderse el regreso de los Fuegos: "El ambiente es estupendo"

Julia Muñiz y Pilar Fernández, en la terraza del Bellavista pasando las horas previas a los Fuegos. | Fernando Rodríguez

La expectación por el retorno de los Fuegos dos veranos después no solo se notó con la masiva presencia de gijoneses y turistas en diferentes zonas, sino también en las horas previas al inicio del espectáculo pirotécnico, que congregó a miles de espectadores deseosos de una noche de luz y colorido. El trajín en el Muro y en las cercanías de la playa de San Lorenzo, Poniente y Cimadevilla era continuo en las vísperas de una noche especial para la ciudad, que había celebrado los Fuegos por última vez en 2019. Un evento que no se quisieron perder Julia Muñiz y Pilar Fernández, que llegaron desde Mieres para disfrutar de unos Fuegos que "siempre se disfrutan", como comentó Muñiz. "Es algo tradicional de Gijón", agregó. El dúo de amigas, conocedoras de la gran actividad que respira la ciudad estos días de Semana Grande, optó por pasar la previa de los Fuegos en la terraza del restaurante Bellavista. No fue sencillo encontrar sitio. "Tuvimos que esperar y suerte que se levantaron unos", afirmó Julia Muñiz, que destacó el movimiento que hay en Gijón. "Las calles están muy llenas, no hay dónde aparcar y casi ni por dónde caminar", indicó. Pese a que no lo tenían previsto, Muñiz y Fernández decidieron que la terraza en la que pasaron la tarde era un buen lugar para contemplar los Fuegos, un show que echaban en falta. "Después de la pandemia ya eran necesarios", subrayó Pilar Fernández. "Llevamos aquí una hora y las que quedan", agregó.

Por la izquierda, Catalina Morillo, José Luis Montero, Bernabé Aubri y María Montero, en El Muro. | Fernando Rodríguez

Por su parte, Noelia García, que paseaba con su familia por el Náutico, todavía no tenía claro el sitio que elegiría para ver los Fuegos. García insistió en el ambiente festivo que se palpaba en la concurrida zona. "En estas horas previas hay mucha gente", contó. "Bajamos desde El Coto para dar una vuelta", apuntó García, que desveló su intención de asistir al espectáculo pirotécnico con sus amigas. "Supongo que lo veremos por Poniente", admitió.

Sonia Rodríguez, Carmen Barrero y José Manuel Barrero, en la zona del Náutico. | Fernando Rodríguez

En una situación parecida se encontraba la familia formada por Sonia Rodríguez, José Manuel Barrera y su hija Carmen, que a escasas horas del comienzo de los Fuegos no tenían planificado el cómo verlos. "Vinimos a pasar la tarde, primero a la Feria de Muestras y ahora estamos paseando por el Muro", confesó Rodríguez, que deseó que el show "se pudiera ver bien". "Tras tanto tiempo la gente tiene ganas de salir y disfrutar de tanto movimiento en la ciudad", manifestó Sonia Rodríguez, que hizo hincapié en las dificultades que podría ocasionar la multitudinaria afluencia. "Habrá que ir a cenar temprano para poder coger sitio los Fuegos", sugirió.

El Muro, atestado de gente. | Fernando Rodríguez

No solo los gijoneses se preparaban con antelación para el evento, que supuso un atractivo para muchos turistas. Es el caso de Bernabé Aubri, de Sevilla, que se encuentra disfrutando de sus vacaciones en Gijón. Aubri ensalzó el frenesí que percibió en la ciudad durante las horas precedentes al show pirotécnico que puso fin a las fiestas de Begoña. "El ambiente está siendo estupendo, es un sitio muy turístico y los de fuera nos sentimos muy bien acogidos", aseguró el andaluz, que se inclinó por descansar en el Muro junto a su familia en vísperas de que llegase el momento. "Estamos aquí sentados y seguramente los veamos desde aquí también", contó Aubri. "Lo bueno es que mientras esperas puedes tomar algo por la zona, probar productos da la tierra... Tomaremos algo y luego vendremos", matizó el sevillano, que se sumó a la sensación general de la boyante actividad que vive Gijón en estas fechas, y más en la antesala de una noche tan emblemática. "Está todo muy lleno", destacó. Un sentir que se plasmó tanto en el propio espectáculo de los Fuegos como en la previa que la acompañó, para la que gijoneses y visitantes optaron por diferentes posibilidades de cara a paliar la espera de la gran noche.

Compartir el artículo

stats