Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aplauso vecinal a la exhibición pirotécnica tras dos años cancelada: "Había ganas"

Los espectadores de la playa de Poniente lamentan que no se apagaran las farolas | La bahía, abarrotada desde la Campa a La Providencia

101

En imágenes: la noche de los Fuegos en Gijón Ángel González/Fernando Rodríguez

"Fantástica". Así califican muchos gijoneses la Noche de los Fuegos de este domingo al lunes tras dos años de ausencia por culpa de la pandemia. Miles de personas disfrutaron del espectáculo pirotécnico desde diferentes partes de la bahía de San Lorenzo, entre la Campa Torres y La Providencia, y otros lo hicieron en lugares elevados, como el parque de Los Pericones. Los arenales fueron los puntos más concurridos. Es el caso de Charo Prieto, que presenció el espectáculo desde la arena de Poniente con un grupo de amigos. "Se estaba cómodo. Había mucha gente, pero la playa no estaba abarrotada. Los fuegos fueron fantásticos. Había ganas", aseguró.

Teresa García, amiga de Prieto, disfrutó del espectáculo pirotécnico desde la misma ubicación. "Estuvimos en la arena de Poniente y se vieron fenomenal. La noche estuvo despejada y con una temporada fabulosa. Fueron maravillosos, de los mejores que recuerdo", subrayó. Como ella, otros muchos gijoneses están de acuerdo en que la exhibición superó "con mucho" a la de años anteriores a la pandemia. "Me parecieron bastante originales comparado con los anteriores años", destacó Ignacio Valle. Coincide con María del Carmen López: "Me encantaron los fuegos, me gustaron más que otros años".

Gijón se rinde al regreso de los Fuegos

Gijón se rinde al regreso de los Fuegos Divertia

Las playas de la ciudad se llenaron, tanto sus paseos como la arena, por espectadores deseosos de una noche especial de diversión y encuentros. Varios de los presentes en Poniente se quejaron de que las luces del arenal no se apagaron durante la exhibición. Los explica María del Carmen López. "Me encantaron los fuegos, el único tema que puedo tachar es que no quitaron las luces en Poniente ni en el Espigón, entonces perdieron mucho", asegura esta vecina que estuvo junto a su familia en el espigón de Poniente durante el espectáculo.

A Miguel Ángel González también le incomodaron las luces en Poniente. "Con las luces apagadas seguramente hubiera esto un poco mejor", aseguró. Pero las farolas encendidas no impidieron a González disfrutar junto a su familia de una noche agradable y divertida que tuvo lugar el 14 de agosto. "Los fuegos fueron fantásticos, de lo mejor que se recuerda. Se ve que hay innovaciones, y que año tras año vamos evolucionado", especificó.

9

Las espectaculares imágenes desde el aire de la Noche de los Fuegos en Gijón Miguel Suárez Miyar

Los fuegos de este año, lanzados hasta 182 metros de altura de forma escalonada, tuvieron figuras clásicas, como caritas sonrientes, palmeras, sauces descolgantes con lentejuelas; y formas bicolores, con el rojo como las tonalidades más empleadas. Elementos que fueron del gusto mayoritario de los espectadores que abarrotaron la bahía. "Lo mejor fue el conjunto cromático. La empresa encargada jugó muy bien con los colores y se vio alguna combinación que nunca antes se había visto, al menos, en Gijón", indicó Raúl Sotogrande, vecino de La Calzada que no se pierde "nunca" la exhibición.

En la misma línea se expresa Jesús Montero, que presenció la exhibición desde La Providencia. "Siempre voy a la zona del Rinconín. Pero este año, decidí ir más allá para disfrutar de otra perspectiva. La verdad que las vistas eran geniales", indicó este residente en El Llano, que dice haber mandado "centenares de fotografías" del espectáculo a familiares y amigos. "Es de las mejores Noches de Fuegos que recuerdo y vi muchas", remata.

Compartir el artículo

stats