Enagás contratará unos 50 profesionales dentro del proceso de selección de personal que ha abierto ante la puesta en servicio de los dos tanques de la regasificadora de El Musel, activación prevista para finales de este año o principios del próximo. Enagás señala que además de ese medio centenar de empleos directos, la puesta en servicio de los tanques generará otros 100 empleos indirectos.

La empresa anunció hoy oficialmente que ha comenzado el proceso de selección de profesionales para la planta de gas natural licuado (GNL) de El Musel, tal como había adelantado LA NUEVA ESPAÑA.

La regasificadora recibió la Autorización Administrativa del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en julio, para su utilización como planta logística. La compañía busca profesionales con especialidad en Operación, Mantenimiento y Prevención de instalaciones energéticas, entre otros perfiles.

El uso logístico de la Planta de El Musel «podría aportar hasta 8 bcm de capacidad al año de gas natural licuado (GNL) a la seguridad de suministro energético en Europa, con capacidad para descargar y cargar hasta 100 barcos de GNL al año, algo especialmente relevante en el contexto europeo actual de reducción de la dependencia del gas ruso, tal y como contempla el documento europeo REPowerEU», señala Enagás. 

La terminal permitirá la descarga de buques de gas natural licuado (GNL) procedentes de diversos países productores y la recarga rápida de barcos hacia diferentes destinos europeos. 

La planta de regasificación dispone de una capacidad de almacenamiento de 300.000 m3 de GNL, repartida en dos tanques de 150.000 m3 cada uno. También cuenta con unas instalaciones de atraque y descarga diseñados para los buques metaneros más grandes de mundo, los denominados QMAX, de hasta 266.000 m3.