Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pacto de concertación finaliza con 206 nuevas empresas y ayudas a 565 negocios

Los agentes sociales retoman las negociaciones para otro documento centrado en la cualificación de desempleados: "Debemos ser más ágiles"

Por la izquierda, Carmen Moreno, Santos Tejón, Marina Pineda, Juan José Iglesias y Rubén Medina, ayer, en la sala Mirador del recinto ferial Luis Adaro. | F. R.

Con 206 empresas de nueva creación, 47 proyectos de innovación financiados y un presupuesto ejecutado de 40,7 millones de euros, el pacto de concertación creado por los agentes sociales y el Ayuntamiento de Gijón en los dos años de pandemia cierra ahora un balance que todos sus integrantes tildan, con sus matices, como positivo. En el marco de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) los ediles Santos Tejón y Marina Pineda, junto a la gerente de la Unión de Comerciantes, Carmen Moreno, y los sindicalistas Juan José Iglesias (UGT) y Rubén Medina (Comisiones Obreras) hicieron repaso a dos años de trabajo que cierran ahora con una única pega: los tiempos. "Podríamos haber sido más ágiles, pero las leyes administrativas van muy despacio", lamentó Pineda. Los agentes sociales ya trabajan en un nuevo pacto que, adelantan, se centrará en la cualificación de personas desempleadas y su reenganche al mundo empresarial.

Señaló Pineda que desde la década de los años 90 el pacto de concertación en Gijón es "una seña de identidad" local. "Tras el estado de alarma, decidimos que era necesario darle un vuelco y dirigirlo a los problemas que había traído la pandemia y prestar auxilio a las empresas, en especial al comercio y la hostelería. Y creo que lo logramos en un tiempo récord", concretó.

Los datos desgranados por Tejón resumen en parte este trabajo y él los resumió en seis puntos: ayudas a pymes y autónomos (por cinco millones de euros), plan de empleo extraordinario con (115 usuarios), suspensión de tasas locales, un nuevo convenio con Asturgar, el plan de digitalización para el comercio local y diversas campañas de promoción turística y hotelera. El pacto se completó meses después con dos refuerzos: ayudas directas a negocios afectados por los cierres y el conocido programa de bonos, que acabó alcanzando a 33.000 usuarios, 1.053 establecimientos y 2,5 millones de euros movilizados. La suspensión de tasas supuso una inversión de 2,8 millones y el plan de digitalización de comercios, más de medio millón. Otros datos del Gijón Reinicia: ocho de cada diez alumnos del programa "Joven Ocúpate" finalizaron su formación, los planes de empleo facilitaron 532 contratos y la escuela de segunda oportunidad –que capta a jóvenes que abandonaron sus estudios– atendió a 350 personas.

A juicio de Moreno, el pacto funcionó "razonablemente bien" teniendo en cuenta el contexto pandémico. "Nos llama mucho la atención que se hayan creado 206 empresas en estos tiempos tan difíciles", destacó. Iglesias y Medina explicaron estar también "moderadamente" satisfechos con lo realizado. Estos adjetivos poco rotundos los explicó Pineda. "Quizás podríamos haber sido más ágiles, dar con fórmulas para llegar más rápido a la gente. Puede también que hayamos centrado la demanda en sectores que no necesitaban tanta ayuda", reconoció la edil. Un ejemplo de estas ayudas que acabaron por no cuajar del todo fueron las destinadas a hostelería: se habían presupuestado 1,2 millones y que acabaron ejecutando menos de 4000.000, con 565 ayudas. Como ejemplos de éxito, está el "Alójate con descuento en Gijón", que se saldó con 1.152 reservas y 2.900 pernoctaciones.

El nuevo pacto buscará centrarse en el empleo, detectando las necesidades de empresas locales y formando en estos perfiles a desempleados. Sigue en el aire, por ahora, si la campaña incluirá el programa de bonos, como piden los comercios. "Fue un plan para estimular el comercio en un momento muy concreto, así que tenemos nuestras dudas, pero se avecina otro momento de incertidumbre que hay que analizar", apuntó Medina. "Los bonos los valoramos positivamente, tenemos que sentarnos a negociar", razonó Tejón.

Compartir el artículo

stats