Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Semana Grande de Gijón tuvo una ocupación hotelera del 90,82 por ciento

"Los datos de las fiestas son muy buenos", destaca Santos Tejón, concejal de Turismo

Turistas en Gijón IRENE SIRGO

"Los datos de la Semana Grande son muy buenos. Estamos muy contentos". Santos Tejón, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Gijón; y Daniel Martínez Junquera, director del área de Turismo de Divertia, trasladaron su satisfacción tras el cierre del periodo festivo más intenso del verano en la ciudad. Según las cifras presentadas, la ocupación media en los establecimientos hoteleros de la ciudad fue del 90,82 por ciento entre el 5 y el 15 de agosto, con un precio medio de habitación de 134,87 euros. O lo que es lo mismo, un aumento entre 12 y 18 euros respecto a 2019, el último año sin pandemia. Estos datos se han recogido por primera vez con la herramienta "Gijón Data Lab", en la que se encuentra un 67% de los hoteles de la ciudad. La diferencia, respecto a los sondeos que se hacían antes, es que ahora son los propios establecimientos los que introducen sus datos en una plataforma, cuando anteriormente se realiza mediante sondeos telefónicos. "Son datos lo más rigurosos posible, lo que nos permitirá, para temporadas valle, conocer el impacto económica en la ciudad de las actividades que se hagan", recalcó Tejón. "Nos permitirá saber qué estrategias funcionan y poder anticiparnos. Será bueno para todo el sector", añadió Martínez Junquera.

Élida Suárez, la portavoz de hotelería en Otea Gijón, valoró la Semana Grande. "Estamos contentos. Los datos de ocupación son muy buenos, así como el precio medio. Los costes han subido, pero con la subida del precio de las habitaciones lo hemos compensado", afirmó. También se refirió a cómo está yendo en general el verano. "Entre julio y agosto llevamos un 67% de ocupación de camas ocupadas", añadió, antes de referirse de nuevo a la subida de los precios. "Estamos hablando de una media de entre 12 y 18 euros por día".

En cuanto a la hostelería, Ángel Lorenzo, presidente de Otea Gijón, fue algo más prudente, pero a la vez se mostró satisfecho: "Se ha mantenido el gasto de otros años. El problema es que no cubre el incremento de gastos energéticos y de mercadería. Pero el verano ha sido muy bueno, ha tenido muy buena respuesta, y aún con el mal tiempo de estos día hay mucho turista de fuera". Respecto a la Semana Grande, Lorenzo ensalzó la Noche de Fuegos: "Desde el miércoles hubo mucha gente, pero la Noche de los Fuegos marca un antes y un después en el evento. Hay que seguir potenciándola".

De cara al futuro, Lorenzo reclama más días de fiesta. "Estaría bien que la Semana Grande tuviese programación para alargarse hasta los diez días", reconoció, antes de comentar el impacto que ha tenido la ausencia de la feria taurina de Begoña: "Hay muchos negocios de hostelería que se benefician del evento taurino. No entraremos en si tiene que haber toros o no. Pero si que tiene que haber eventos para que llenen la hostelería, y los toros llenaban sobre todo esa zona de El Bibio".

Compartir el artículo

stats