Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mejoras en el campus comenzarán por la calle Blasco de Garay: "Es urgente"

El Ayuntamiento ultima los trámites para cerrar el presupuesto, los plazos y el procedimiento para acometer las obras tras el acuerdo con la Universidad

Estado de la calle Blasco de Garay, en el campus de Gijón, ayer por la mañana.

Los 650 metros en línea recta que tiene la calle Blasco Garay –una de las arterias principales del campus universitario de Gijón, ya que comunica el campus con la Escuela de Marina Civil– ha generado cierta controversia durante el último año. "Necesita un arreglo urgente", aseguraba ayer María Isabel Fuentes, vecina de El Llano, mientras esperaba el autobús a la salida del trabajo, mientras señalaba uno a uno los baches que actualmente siguen luciendo sobre el asfalto del vial. Con el acuerdo ya firmado para que la Universidad de Oviedo ceda al Ayuntamiento de Gijón la finca de La Pecuaria para la ampliación del Parque Científico Tecnológico, será el Consistorio el que finalmente se encargue de la reestructuración de Blasco de Garay. Un acuerdo –efectuado anteayer en la Feria de Muestras– que ayer celebró Juan Carlos Campo, director de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI): "La cesión del terreno para el Parque Científico Tecnológico repercute en todos para bien, incluida la propia Universidad. Es una gran oportunidad".

A cambio de la cesión de la finca, el Ayuntamiento de Gijón acometerá varias mejoras en el campus de Viesques. La primera de todas –por nivel de urgencia y necesidad– será una remodelación de la calle Blasco de Garay. Además, el Consistorio dotará de mobiliario urbano varias zonas del campus y atechará las pistas deportivas para darles un uso continuado durante el año. "La mejor contrapartida será el desarrollo del propio Parque Científico Tecnológico y la implicación con la Universidad", destacó Juan Carlos Campo, quien apuntó –en referencia a las obras que se acometerán en el campus universitario– que "el resto también es bienvenido, ya que son cosas necesarias que siempre vienen bien".

Además de María Isabel Fuentes, trabajadora en la Escuela de Marina Civil, ayer también se encontraba al pie de la calle Blasco de Garay Víctor Merallo, vecino del barrio de La Arena. "Necesita un arreglo de verdad", aseguraba el hombre, de 66 años y también trabajador de Marina Civil, añadiendo que "cuando llueve, el prao que hay al lado de la carretera se carga de agua y salta al firme como un río". Por su parte, María Isabel Fuente apuntó que "la carretera está llena de baches y parece bastante estrecha para la cantidad de coches que pasan a diario". "Necesita un arreglo, porque incluso te tropiezas con los baches que hay en las aceras", remató la vecina del barrio de El Llano, de 62 años. Otro de los que ayer frecuentó la zona, Miguel Ángel García, señaló que "hace tiempo había un bache en el que entraba el coche entero y tenías que cambiar hasta de carril". "Si venías de noche y no conocías la zona te lo comías seguro", aseguró el vecino del barrio de El Coto.

El presupuesto aproximado que se maneja a día de hoy para la remodelación de Blasco de Garay es de unos 200.000 euros. Sin embargo, el Ayuntamiento de Gijón todavía se encuentra ultimando los trámites para cerrar tanto la cuantía económica como los plazos en los que se van a hacer las obras y el procedimiento que estos seguirán trabajos. La intención del Consistorio gijonés es remodelar la zona para interconectarla con la red local. "Es uno de los problemas de comunicación que tenemos dentro del campus", reconoció la alcaldesa de Gijón, Ana González, durante la firma de la cesión de la finca. Respecto al inicio de las obras –todavía por decidir– no haría falta que se hicieran efectivos todos los trámites necesarios para la cesión al Consistorio y la desafección de la finca para usos universitarios, que se ultimaran durante el último trimestre de este año.

Es decir, el Ayuntamiento ya podría comenzar con la reestructuración de la calle Blasco de Garay y con el resto de actuaciones que llevarán a cabo en el campus de Viesques. Y es que además de las obras en la citada vía, también se dotará al campus de mobiliario como mesas y bancos en varias de sus zonas verdes, con el objetivo de que tanto ciudadanos como estudiantes exploten al máximo las instalaciones. Por último, el Consistorio irá cubriendo –poco a poco– todas las instalaciones deportivas del campus universitario para que no estén sujetas a un uso marcado por la estacionalidad.

Cabe recordar que este acuerdo se produce después de que –hace apenas un año– tanto el Ayuntamiento de Gijón como la Universidad de Oviedo intercambiaran opiniones acerca de sobre quien recaía la competencia de efectuar la reparación de los viales del campus.

Compartir el artículo

stats