Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otea pide una alternativa a los toros: "Tiene que haber eventos para que llenen la hostelería"

Otea, de cara al futuro, solicitó ayer que se estudie la posibilidad de que haya más días de fiesta. "Estaría bien que la Semana Grande tuviese programación para alargarse hasta los diez días", reconoció Ángel Lorenzo, presidente de Otea Gijón. Una petición que, argumentan, serviría para igualar a otras ciudades, en la que los festejos tienen mayor duración. Y que serviría para ayudar al sector en agosto, tras un mes de julio más flojo, debido a la presencia de festivales, que no ayudan a la hostelería, como reflexionó Lorenzo.

El verano actual se caracterizó no solo por recuperar la normalidad, tras dos veranos de restricciones por la pandemia, sino también por el ser el primero sin feria taurina de Begoña. Una cita con mucho impacto para el sector hostelero, especialmente en los bares cercanos a la plaza, así como en otros con tradición y parada para los aficionados taurinas. "Hay muchos negocios de hostelería que se benefician del evento taurino. Nosotros no entraremos en si tiene que haber toros o no", valoró Ángel Lorenzo, que sí que pidió que ante la ausencia de esta cita se intenta tapar ese vacío con otras actividades. "Pero sí que tiene que haber eventos para que llenen la hostelería, y los toros llenaban sobre todo esa zona de El Bibio", argumentó el presidente de Otea Gijón.

La ciudad vivió por primera vez un verano sin toros tras la decisión el verano pasado de la alcaldesa de la ciudad, Ana González, de suspender las corridas en El Bibio, tras la polémica suscitada por los toros "Feminista" y "Nigeriano", en la última celebración taurina de la ciudad. El gobierno local decidió no prolongar la concesión de la plaza al empresario Carlos Zuñiga.

Compartir el artículo

stats