Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fantasía y ecología en Laboral Centro de Arte: así será la nueva exposición que se inaugura este viernes

Román Torre y Ángeles Angulo recrean con una gran instalación otro planeta y envían el mensaje de que "hay que cuidar la Tierra"

La cápsula que forma parte de la instalación «El mundu ye viesca», en Laboral Centro de Arte.

Los artistas Ángeles Angulo y Román Torre, conocidos como "Rotor Studio", junto a Diego Flórez en la parte sonora, acercan desde mañana en Laboral Centro de Arte una instalación que conjuga fantasía y ecología. Con ella invitan al público a sumergirse en un mundo fantástico inspirado por los bosques asturianos y por un bioma desconocido de otro planeta. "En el fondo nos hemos inventando como otro planeta, mirando a la Tierra, intentando imitarla, pero no le sale muy bien. En el trasfondo está la idea de que Tierra no hay más que una y eso implica que, o cuidamos lo que hay, o la cosa va complicarse", explica el artista Román Torre sobre la obra "El mundu ye viesca".

La instalación, de unos mil metros cuadrados, estará abierta al público en Laboral hasta marzo del próximo año. La apertura se produce dentro de una colaboración con la CometCon, de ahí esa fusión con técnicas más futuristas e ideas más innovadoras. "La idea es juntar un poco el mundo de la fantasía y el cosplay, con un poco las ideas de ecología y el cuidado del planeta", relata Torre.

El título de la obra está inspirado por el libro "El nombre del mundo es Bosque", de Ursula K. Le Guin, una escritora que revolucionó la ciencia ficción por medio de una hibridación literaria con otros campos del conocimiento como la antropología, el feminismo o la ecología. "Es una experiencia audiovisual potente", desvela Román Torre, que añade a continuación cómo es la instalación: "El espectador entrará en una especie de cápsula, con una capucha, para recrear ese ambiente, antes de acceder al bosque".

Los autores trasladan la idea de un futuro en un planeta que se calienta, y en el que los bosques capturan cada año hasta un tercio del dióxido de carbono liberado por la quema de combustibles fósiles. "Mantienen la biodiversidad y exhalan el oxígeno que respiramos, pero están amenazados por los incendios, la tala indiscriminada y los impactos del cambio climático", subraya Torre. "Estamos en un momento en el que lo cultural, la sostenibilidad y la movilidad van de la mano, por eso este tipo de iniciativas son muy importantes", concluye.

Compartir el artículo

stats