Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grado en Ingeniería Mecánica lidera el incremento de matriculaciones en la EPI

Tras tres listas de admitidos, una más que en 2021, hay 113 nuevas inscripciones | Eléctrica, Teleco y Química superan ya el curso pasado

Vista general de la Escuela Politécnica de Gijón. ÁNGEL GONZÁLEZ

A fecha de 1 de septiembre, los datos de matriculaciones de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI) ya reflejan un claro aumento de inscripciones en tres de los nueve grados que se ofertan. Ingeniería Eléctrica; Ingeniería en Tecnología y Servicios de Telecomunicaciones; e Ingeniería Química Industrial ya han superado la matrícula final del curso pasado. Cabe matizar que –a la fecha citada– hay una lista más que en el mismo periodo de 2021, por lo que los datos podrían experimentar variaciones a medida que se vayan cerrando las listas definitivas en las próximas semanas. En este sentido, los datos de matriculaciones en los nueve grados reflejan un incremento de 113 nuevas inscripciones de Grado, siendo Ingeniería Mecánica la que más aumenta, pasando de 121 matriculados a 1 de septiembre de 2021 a los 146 que hay este curso a la misma fecha. «Aparentemente ha subido la demanda, pero no podemos afirmar que la matrícula suba finalmente respecto al curso anterior aunque ya sea un 20 por ciento mayor», explica Juan Carlos Campo, director de la Politécnica, en relación esa lista de más que hay este curso a fecha de ayer.

En este sentido, las nuevas matriculaciones que más han subido este curso –por el momento– son en el Grado en Ingeniería Mecánica, pasando de 121 a 146. Le sigue el de Ingeniería en Tecnologías y Servicios de Telecomunicaciones, que aumenta de 60 hasta 81. A continuación estaría la Ingeniería Informática en Tecnologías de la información con 20, subiendo de 74 a 94 inscritos. El Grado en Ingeniería Eléctrica sube 13 matrículas, pasando de las 39 de 2021 a 1 de septiembre a las 52 que van en este curso. Le sigue de cerca el de Ingeniería Química Industrial, que sube de los 27 a los 39. En sexta posición está el Grado en Ingeniería de Tecnologías Industriales, pasando de los 60 alumnos de nuevo ingreso a los 69. Los grados en Ciencia e Ingeniería de Datos y en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática aumentan de 43 a 50 y de 48 a 54, respectivamente. Por su parte, el Grado en Ingeniería de Organización Industrial mantiene los mismos alumnos de nuevo ingreso matriculados a 1 de septiembre: 52.

A la misma fecha, el pasado curso la matrícula definitiva terminó siendo un 30 por ciento superior una vez cerradas las listas. Este año, con una lista más a fecha de 1 de septiembre, el aumento de matriculaciones en los nueve grados que se imparten en la Politécnica ya es un 20 por ciento mayor. «Me inclino a pensar que el número final sea parecido», apunta Juan Carlos Campo.

Auge tras la pandemia

Durante la última Conferencia de Directores de Grado en el Ámbito de Telecomunicaciones (Codigat), celebrado en la Politécnica de Gijón, los máximos dirigentes de 33 de las 44 escuelas de España coincidieron en el aumento de matrículas en los grados de ingeniería a causa de la pandemia. De esta forma, la EPI se sigue ratificando como uno de los músculos principales de la Universidad de Oviedo. Los expertos habrían convenido en que la recesión económica debido a la pandemia habría sido una de las causas principales en la subida de inscripciones a los estudios de ingeniería en las escuelas nacionales.

Según coincidieron los dirigentes de las escuelas y en relación al claro aumento –hasta la fecha– de alumnos de nuevo ingreso en el Grado en Ingeniería en Tecnologías Servicios de Telecomunicaciones, «la informática y las telecomunicaciones componen el desarrollo digital de todas las empresas del país». En este sentido, se trataría de una opción académica muy valorada por los estudiantes de cara a lograr un trabajo seguro y con alta demanda tanto a nivel nacional como internacional. Cabe recordar que las próximas listas de admitidos se publicarán el 6 de septiembre, el 27 de septiembre y el 6 de octubre.

Inés Suárez Ramón aspira a ser la primera mujer directora de la Politécnica el próximo diciembre


La Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón (EPI) tendrá un relevo en su dirección a principios del próximo mes de diciembre. Tras cumplir ocho años de mandato al frente de la escuela, Juan Carlos Campo convocará los pertinentes comicios para dar paso a una nueva directiva. Una de las candidatas que ya ha mostrado su predisposición es Inés Suárez Ramón, actual subdirectora de Estudiantes y Relaciones con la Empresa. «Aspiro a ser directora», asegura Ramón, persona de máxima confianza de Campo y de todo su actual equipo directivo, del que ella forma parte. A pesar de que la fecha definitiva en la que se celebrarán las elecciones «aún está por determinar», según aseguró ayer Juan Carlos Campo, lo que está claro es que tendrán lugar a principios del mes de diciembre. Será en las próximas semanas cuando se inicien los trámites para convocar el sufragio, al que podrían sumarse más aspirantes en las próximas fechas. «Es una persona sólida», alaba Campo. De convertirse en directora de la EPI, Inés Suárez Ramón sería la primera mujer en dirigir la escuela gijonesa. Hilario López fue el primero en ocupar el cargo en el año 2008. Tras seis años de mandato, en 2014, cogió el testigo Juan Carlos Campo, ganando en sus primeras elecciones a Juan Ángel Martínez, catedrático de Tecnología Electrónica. Finalizado el mandato del también por entonces subdirector de Estudiantes, Juan Carlos Campo renovó como director de la Politécnica otros cuatro años sin rival enfrente durante las segundas elecciones.

Compartir el artículo

stats