Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldesa avala dar más tiempo al Santa Olaya para su ampliación

"Es un gran club y hay que ser comprensivos", defiende Ana González, que fue una más en la comida de socios olayistas

Carmen Saras brinda con sidra con José Enrique Plaza y Ana González, ayer, en la comida de socios del Club Natación Santa Olaya. | Juan Plaza

"El Santa Olaya es un gran club. Hay que apoyarlo en todo y ser comprensivos". Con esas palabras avaló ayer la alcaldesa, Ana González, la petición de la entidad deportiva de aumentar en dos años el plazo para finalizar la que será la mayor ampliación de su historia. Es plazo pasaría de ser de ocho a diez años, tal y como verbalizó el presidente del Santa Olaya, José Enrique Plaza, en una entrevista el pasado martes en LA NUEVA ESPAÑA. Plaza indicó en la misma que esta idea tenía el visto bueno de los técnicos municipales. Eso sí, deberá ser refrendada por los socios en asamblea y por el propio Ayuntamiento.

Para eso quedan aún tiempo y lo que es presente son las fiestas del Santa Olaya, que ayer presentó una gran imagen en su carpa y en toda su parte externa con una comida de socios que contó con una gran asistencia. Además, hubo varias actividades, como la subida a la Campa Torres. Participaron en esta carrera más de 300 personas, lo que según explicó Plaza, es una de las mejores cifras de los últimos años. Ana González fue junto a la concejala de Salud Animal, Carmen Saras, una más en la comida celebrada ayer en el conjunto de El Natahoyo. Fue en ese lugar donde la primera edil valoró todo el tema de la ampliación.

Este es un asunto que viene de atrás en el tiempo. En 2019, aún con Secundino González como presidente del Santa Olaya, los socios el crecimiento del club. La ampliación se realizará en una finca cedida por el Ayuntamiento de forma gratuita durante 99 años al Santa Olaya. A cambio, el club construirá ahí un edificio que podrán usar vecinos del barrio. Los plazos estaban también estipulados. Las obras debían arrancar en cinco años desde la firma del convenio, en septiembre del año pasado, y acabar en ocho. Ahora, se ha pedido que puedan acabar en diez.

Este acuerdo se rubricó antes de la pandemia y por lo tanto antes también de la espectacular subida del precio de los materiales y de la energía. "Al Santa Olaya le afecta la subida de los precios, sobre todo de la energía porque las piscinas tienen un alto consumo energético", enunció Ana González, antes de sentarse a comer. "La situación es ahora más delicada que cuando se empezó a hablar de la ampliación y en la vida hay que tener en cuenta los contextos que vamos pasando. No podemos hacer las cosas sin tener en cuenta la realidad y la situación", afirmó. "Vamos a ser comprensivos porque si las administraciones nos despegamos de la realidad no hacemos nuestro trabajo", reflexionó.

Ana González ensalzó al Santa Olaya. "Es un gran club. Se demuestra hoy –por ayer– de forma específica con la gente, aquí, compartiendo", aseguró la alcaldesa. "Es un club que se ha hecho a sí mismo, con trabajo, con identificación con un barrio y con una propuesta deportiva", catalogó la socialista en una comida que, como el resto de las fiestas del club, está gozando de una gran participación. De hecho, la carpa donde se celebró y parte del césped estuvo repleto de socios del Santa Olaya que se juntaron para compartir momentos juntos. Fue el caso por ejemplo de Gonzalo Castrillo, que lleva 37 años de socio, y el resto de su familia. "Juntarnos todos nos parece buena idea", zanjaron los socios de una entidad que remonta tan años difíciles.

Compartir el artículo

stats