Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acusado de estafar a una familia con unas obras en una vivienda: "Hice lo estipulado"

El fiscal solicita la absolución del procesado al "no existir dolo penal" y los demandantes cifran en 6.300 euros el perjuicio sufrido

El acusado, ayer, durante la celebración del juicio. | Á. G.

Un hombre que responde a las iniciales de H.L. se sentó ayer en el banquillo de la Sala 1 de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, acusado de un delito de estafa, apropiación indebida y daños contra una familia. Los hechos imputados al procesado se circunscriben a un contrato de una obra de rehabilitación de un piso ubicado en la ciudad, con el que habría estafado alrededor de 6.300 euros a los querellantes, propietarios del inmueble. Asimismo, H. L. habría dejado de pagar a los proveedores, por lo que la infracción cometida por parte del acusado sería el cobro del presupuesto de la obra sin que esta se completara en todas sus fases, tal y como mantiene el lado de la acusación. "Hice lo estipulado en el contrato", aseveró.

El hombre aseguró haber firmado un contrato en el que estaban estipuladas las actuaciones a realizar en la vivienda, entre las que se encontraban intervenciones en la cocina, el baño y el suelo. Además, testificó que se llevaron a cabo todas las obras acordadas. Por tanto, en respuesta a las cuestiones planteadas por el Ministerio Fiscal, el acusado negó tener la intención de aprovecharse del dinero recibido y no ejecutar las obras determinadas previamente.

En las conclusiones finales, la acusación particular insistió en la culpabilidad del imputado, en una vista oral que contó con la intervención de varios testigos, algunos de los cuales habían mantenido una relación laboral con H. L., y del perito al que se le encomendó el informe del inmueble.

La letrada acusatoria incidió en que el hombre cometió un delito de estafa "agravado porque la vivienda quedó inhabitable" para los querellantes. Por su parte, el Ministerio Fiscal solicitó la sentencia absolutoria para H. L, amparándose en la consigna de que el proceso judicial iniciado contra el imputado corresponde a un dolo civil y no a un dolo penal. Mientras, la defensa reclamó la absolución del hombre y también insistió en que el caso se ajusta al ámbito civil y no al penal, como sostiene la acusación. El letrado defensor aludió a que "no ha habido menoscabo", en un juicio que los magistrados dieron visto para sentencia.

Compartir el artículo

stats