La propuesta del gobierno local sobre las nuevas ordenanzas fiscales no convence a la oposición, por un lado, por la subida "exagerada" de las tasas de Emulsa y, por otro, por el temor a que aumentar el precio de la tarjeta de la ORA para coches sin etiqueta acaba afectando "a los gijoneses con menos recursos". Podemos-Equo lamenta la falta del "IBI para ricos" y no ve "justificado" el aumento de las tasas de agua y recogida de basuras. Los grupos de centro y derecha, por su parte, urgen "rebajar la presión fiscal" del Consistorio gijonés y creen que los repuntes en los cobros por suministros básicos como el agua y la recogida de basuras son "desproporcionados". Por ahora, ningún grupo pactaría la propuesta.

Rubén Pérez Carcedo, edil de Ciudadanos, ve "una falta de voluntad real" para "aliviar la creciente presión económica" de la ciudadanía y entiende que la propuesta de ordenanzas fiscales planteada por el gobierno local denota "una ausencia de una política fiscal definida". Sobre los cambios en la ORA, al concejal le parece "curioso" el planteamiento actual del gobierno: "El año pasado se planteó una subida generalizada, que los grupos de la oposición conseguimos frenar, y ahora se pretende implantar la gratuidad a los residentes con etiqueta ambiental, mientras que se les pretende subir a los que no la tienen, discriminando aún más a los propietarios de estos vehículos que soportan ya la mayor parte de limitaciones en materia de movilidad". Cree Pérez Carcedo que la medida "responde más al interés de una concejalía que al interés general" viendo que el mismo documento apuesta por el repunte en las tasas del agua y de la recogida de basuras, "que pagan todos los gijoneses". "Cogersa ya se ha comprometido a compensar a los Ayuntamientos por su subida de precios", recuerda el edil, que cree que la subida del 30 por ciento de las tasas de Emulsa "no se puede considerar aceptable" en el actual contexto de inflación. No obstante, el concejal remarca que su grupo se abre "al diálogo y a la negociación" con el gobierno local para poder llegar a un acuerdo.

El portavoz municipal de Foro, Jesús Martínez Salvador, se muestra más duro con la propuesta y considera que el incremento en los servicios de agua y basura supone "el ejemplo de un gobierno insolidario con unos ciudadanos que sufren con la inflación, los altos costes energéticos o la subida de los tipos de interés". "Con gobiernos de Foro, la congelación y rebajas (de tasas) era la tónica habitual", asegura. Sobre la gratuidad de las tarjetas de residentes de la ORA para coches con etiqueta, critica que se ejecutaría a la vez que la ampliación de la zona azul: "El dinero que se ahorra un residente en su barrio lo pagará cuando aparque en otro; nada sale gratis.

Laura Tuero, portavoz municipal de Podemos-Equo, cree que la propuesta "carece totalmente de los principios de justicia fiscal y redistribución de la riqueza". Echa en falta, sobre todo, la ausencia de un IBI diferenciado, "que ya ni siquiera aparece en el borrador. "Uno de los grandes objetivos de este equipo de gobierno, si se dice progresista, debería haber sido lograr que Xixón tuviera una fiscalidad redistributiva donde aporten las multinacionales y quienes más tienen", opina Tuero.

Sobre el incremento de los servicios de la EMA y Emulsa, señala la edil de la formación morada que la medida "no tiene justificación" porque "la nueva Ley de Residuos no se repercutirá en los Ayuntamientos". "No vamos a ser cómplices de subidas indiscriminadas que no tienen en cuenta a quienes peor lo están pasando", adelanta la concejala, que también destaca el actual contexto de crisis para reprochar lo planteado: "Lo más triste es que, ante una situación tan complicada para los hogares, la única gran medida fiscal de este equipo de gobierno para lograr los recursos que van a ser necesarios para sostener el bienestar de los y las gijonesas sea subirles las tasas indiscriminadamente, da igual que no lleguen a fin de mes".

Desde el Partido Popular, Ángeles Fernández-Ahúja lamenta que "se haya desaprovechado la oportunidad de bajar los impuestos a los gijoneses" y tilda de "inaceptable" que se suban "los precios por suministros básicos como el agua y la recogida de residuos". "En un escenario de crisis como el actual, cuando el ciudadano se enfrenta a una cesta de la compra cada vez más inasequible y la subida de las hipotecas, no podemos gravar a los gijoneses un coste así", critica la concejala, que ve "desproporcionado" el incremento propuesto.

Respecto a la gratuidad de la tarjeta de residentes de la ORA para vehículos con etiqueta ambiental y su incremento hasta los 50 euros para coches sin pegatina, Fernández-Ahúja señala: "Ya lo hemos advertido varias veces: este gobierno local parece vivir alejado de la realidad. Con esta medida se grava, precisamente, a quienes menos recursos tienen".

Desde Vox, por último, Eladio de la Concha, lamenta que la oposición no recibiese hasta ayer por la mañana ningún tipo de información ni documentos sobre estos cambios, dando a su juicio muy poco tiempo al resto de grupos municipales para poder hacer aún una valoración. Pero adelantó. "No estamos a favor de las subidas generalizadas que se pretenden de tarifas como las Emulsa y la EMA", indica el portavoz municipal.